La Bienal 2012 en trajes…

Flamenquis…

Os quiero enseñar hoy unas fotos que para mí son maravillosas y que muestran esa otra parte del flamenco que algunos creen que no existe o que siempre va por los mismos derroteros: el estilismo.

Con ocasión de la Bienal de Flamenco en Sevilla se ha expuesto parte del vestuario del gran Miguel de Molina ¿recordáis sus camisas con volantes, tremendamente exageradas y su sombrero de ala ancha? Bueno pues todo esto y más podéis verlo en el Casino de la Exposición de la ciudad sevillana.

Claro está que con estos antecedentes en el mundo de la copla no podíamos esperar menos de los grandes artistas que están pasando por las tablas de los distintos espacios donde se están celebrando los espectáculos que conforman la Bienal. Mirad.

En el espectáculo “Raíces de Ébano” de Manuela Carrasco, la encargada del vestuario ha sido Aurora Gaviño.

 

Vestuario: Aurora Gaviño

Del vestuario de Ana Morales se encarga la Escuela de Diseño CEADE Leonardo con unos diseños hechos de materiales reciclados, moda étnica y sostenible para batas de cola y trajes que seguro que a más de uno dejan sin palabras.

Vestuario: CEADE

Del diseño del espectáculo de Olga Pereicet se ha encargado Yaiza Pinillos en su espectáculo “Rosa Metal Ceniza”

Vestuario: Yaiza Pinillos

Sara Baras en su espectáculo se viste con diseños de Torres Cosano con trajes actuales y que a la vez nos llevan 200 años atrás para conmemorar el nacimiento de “La Pepa”.

Lo cierto es que me gusta mucho ver ese toque más actual sobre un “tablao”,  sin menospreciar a los clásicos, pero soy de la opinión que hay mucho talento escondido entre diseñadores de los que muchas veces no hablamos así como de “nuevos” talentos que van surgiendo de las escuelas de diseño. Eso sí, me gusta que innoven y demás pero sin perder la esencia de lo que están haciendo: trajes de flamenca o batas de cola.

Besitos por bulerías!!

Atrévete a mezclar y combinar colores…

Flamenquis…

Hoy vamos a hablar de colores, pero no de beiges con celestes o verdes con rojos, quiero que mezclemos colores, otras combinaciones o contrastes que parecen “difíciles” pero que, en manos de los diseñadores, se hacen fáciles. Y hablando de cosas fáciles, no creáis que este es un post de esos que se escribe a la ligera, para nada, porque este año con tanto tono empolvado en pasarela me lo han puesto un tanto complicado, pero yo rebusco entre los cajones y siempre encuentro lo que quiero enseñaros.

Está claro que las combinaciones imposibles pueden resultar peligrosas en manos de más de una, pues puede surgir la mezcla “choni” y hortera de la cabecita e imaginación de alguna que otra. Yo quiero enseñaros cómo esas mezclas, puestas con clase y estilo y en su justa medida hacen un traje maravilloso.

Por ejemplo, con el negro puede resultarnos fácil mezclar colores PERO no siempre es así y se puede rozar ese punto que hablamos y al que no queremos llegar. Os propongo este traje de flamenca del diseñador Mario Gallardo en el que ha combinado negro con aguas y ese morado bugambilla de un modo fino y elegante. Son “toques” en el traje utilizando como color predominante el negro y el resto lo deja para cuando la flamenca camine o baile. Detalles!! Qué importante son los detalles!!

Parece sencillo ¿verdad? Pues os aseguro que hay que tener mucho cuidado con las mezclas.

Algo en lo que muchas veces no nos fijamos son las distintas tonalidades que se usan o la intensidad del color, es decir, por ejemplo, si yo digo “naranja y rosa“, “negro y amarillo” o “naranja y amarillo” ¿en qué color pensáis? porque tonalidades hay muchas. Acertar con destreza hace de nuestro traje una maravilla pero como nos equivoquemos tendremos un look cargante, llamativo y nada favorecedor. Fiajos, en cambio, como lo hacen Flamenka, Curro Durán y Amparo Macia. Atrevidos, osados y, sin embargo, perfectos.

Una clásica combinación es el rosa capote con el amarillo albero, en cambio, Aurora Gaviño, este año nos enseñó que también podemos combinar el albero con los tierras dando un punto elegante al traje y nada triste.

Además, ese detalle de los flecos en el color agua es un detalle que combina con gracia y contrasta con los tierras que utiliza en el vestido.

Pero mucho ojo porque estos colores no sientan bien a todo el mundo, a mí, por ejemplo, no me gusta para las mujeres de piel blanquita, me da muy mala sensación.

Si nos vamos a los tonos pasteles o empolvados de este año, Loli Vera nos mostró una combinación muy dulce con este traje salmón con detalles en celeste y morado. O el siguiente de Alicia Núñez que a un traje liso de un rosa maquillaje o empolvado le mete un fajín en verde lima que contrasta y le da un toque de color, algo distinto a lo que habitualmente vemos en cualquier flamenca.

No todo iban a ser colores cálidos y fuertes ¿no?

 

En fin flamenquis, cuando vayáis a compraros un traje de flamenca, dejaros aconsejar por los diseñadores, ellos llevan muchos trajes en sus manos, conocen los colores que se llevan y no tengáis miedo a hacer mezclas distintas, sólo hay que tener cuidado.

Este año, con los tonos sorbetes que vienen en los tejidos de flamenca tenéis la oportunidad de hacer algo distinto, incluso, he visto combinaciones de tonos pasteles con un pequeño lunar en flúor… echadles un vistazo y, sobretodo, hacedlo bien!!

Y si aún así tenéis dudas, aquí estoy yo para aconsejaros…

Besitos por bulerías!!!

Detalles

Flamenquis…

Hoy hablamos de esos [typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]detalles de un traje de flamenca[/typography] que lo hacen tan especial.

Qué importante son los detalles en un traje de flamenca y que cosas más bonitas vemos en muchos de ellos, cuanto trabajo, cuanta paciencia, delicadeza y dulzura en la confección de un traje de flamenca.

juana martinLo siento, pero hay muchas ocasiones en las que no se cuidan estos aspectos y cuando me preguntan “¿te gusta?” no sé si ser sincera y decir lo que realmente pienso o simplemente poner cara de póker y asentir con la cabeza sin más. Sí, hoy tengo despierta mi vena crítica será porque hace días que no la saco a pasear.

Cuando hablo de detalles no me refiero a esos cuatro pasacintas o plisados que ponen algunas a modo de flor o de no sé qué. Tampoco quiero decir con ello que aquellas que os confeccionáis vuestros trajes tengáis que hacer lo mismo que los diseñadores ni que recarguéis vuestros trajes a modo de vitrina expositora… ¡¡no!! La elegancia está en la sencillez y esto no significa que un traje deba ir escasito de complementos. Ni la que más ni la que menos. Siempre digo lo mismo… los puntos medios pueden llegar a ser perfectos.

Hoy quiero enseñaros algunos para que comprendáis por qué un traje de flamenca es algo artesanal, un capricho si se quiere y por qué tienen el valor que tienen. La diferencia con un traje de serie o producción está (entre otras cosas) en los detalles.

Faly de la Feria al Rocio

Hay diseñadores que optan, como hemos visto en las fotos anteriores, por usar entre otros motivos, piedrecitas  u otros abalorios para enriquecer sus trajes de flamenca. Otros, en cambio, prefieren usar materiales típicos de cualquier traje de flamenca pero puestos a modo que cualquiera no es capaz de hacer.

Por lo general (por no decir siempre) estos detallitos van cosidos a mano, imaginaos ahora la de horas que puede tener llenar una camisa de pasacintas, de encajitos muy pequeñitos o de piedrecillas… ¡¡Dios!! ¡¡qué manos tienen algunos!!

Es por todo eso por lo que me gustaría os fijaseis bien, que entendieseis sobretodo que un traje de flamenca es una prenda que no se hace a la ligera a la que no siempre podemos acceder y a la que debemos valorar más.

Sí, reconozco que me mata ver por la feria trajes de flamenca descuidados o que algunas “””flamencas””” tratan como si fuesen camisetillas compradas en cualquier mercadillo, los rompen, llenan de barro, etc… pero bueno, eso ya son cuestiones de educación o de capacidad de valorar las cosas que se tienen.

En fin flamenquis, contadme… ¿alguno de vuestros trajes llevan detallitos de estos o sois de las más clásicas y conservadoras que optan por trajes muy sencillos y nada recargados?

Besitos por bulerías!!!

Mis imprescindibles de flamenca…

Flamenquis…

Leo en muchos blogs eso de “mis imprescindibles del verano” “mis imprescindibles para una fiesta” “mis imprescindibles para una boda” “mis imprescindibles para un buen maquillaje”… sea para lo que sea imprescindibles.

¿Y de flamenca? ¿Hay trajes de flamenca imprescindibles? ¿Complementos imprescindibles? Creo que sí.

Veréis, para gustos los colores pero creo que hay determinadas cosas que no deben faltar en nuestro armario flamenco. Pero empecemos por el principio…

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]TRAJES DE FLAMENCA[/typography]

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]1. Colores[/typography] Un traje rojo (siempre lo he dicho) es básico, fundamental para cualquier flamenca pero no es el único. Colores que no deben faltar en nuestro armario (no digo que los tengáis todos pero sí alguno) por aquello de que nunca pasarán de moda… rojo, beige, negro, rosa y verde. Todo lo demás, viene y va…

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]2. Tejidos[/typography]Un popelín y una batista, plumetti de algodón o cualquier otro tejido ligero. El primero para cualquier tipo de traje el segundo para las más romeras. Es cierto que un perforado en beige es ideal pues quedan trajes muy elegantes como el de la foto de Sara Benítez pero bueno, no creo que en sí sea esencial un perforado.

Pero aquí hay más. Lo ideal sería uno de lunar, un estampado y un liso, así tendríamos de todo, pero como no siempre puede ser así, preferible un lunar y un liso porque estampados hay muchos y pasan más de moda. Ah!! Y entre lunar pequeño o de galleta… mejor los pequeños, ya sea el de cabeza de alfiler como los de “lenteja”.

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]3. Hechuras[/typography]Lo ideal sería tener un traje de flamenca de dos, tres o cuatro volantes, como más para el día incluso con algún complemento como tiras bordadas, plisados o encajes y algún traje de volantes pequeños o canastero como más para la noche.

No descartaría tener alguna falda de flamenca sobretodo para las que hacemos el camino de alguna romería (Rocío, Valme…) puesto que a veces resultan más cómodas.

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]COMPLEMENTOS[/typography]

Siempre será imprescindible cualquier [typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]pendiente[/typography]de flamenca en forma de aro sobretodo si los lleváis de carey. Otros que no deben faltar son los típicos de acetato aunque en estos últimos años no deberíamos descartar algún pendiente en dorado que combinan con la mayoría de los trajes de flamenca.

Las [typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]peinetas[/typography]bueno, yo creo que mejor un tres peinecillos que una peina grande, eso se veía mucho más años atrás y aunque es un clásico de flamenca, no creo que sea esencial. También pienso que no es imprescindible un collar ni unas pulseras.

En cuanto a la[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]flor[/typography]hay dos que yo no sacaría de mi “cajita”… una en tonos buganvilla y otra en tonos acoralados que parezcan naturales. Si encontráis una rosa roja que parezca natural (no la clásica flor de flamenca roja) o unos claveles como los que os enseñamos en el especial de Carmen Jarén, tampoco dudéis en comprarla… ¡¡pegan con todo!!

En cuanto al bolso, lo dejo en cuarentena y me explico, nunca me fio de lo que la gente pueda hacer cuando los hacen a juego del traje porque he visto momerías y esperpentos.

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]MANTÓN[/typography]

Un pico beige, blanco o negro son casi obligatorios aunque podéis alternar entre los picos clásicos de flamenca y los realizados de encaje de bolillos. En este segundo caso yo soy de las que preferiría un mantón tostado porque suelen usarse para trajes con un toque más vintage.

[typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]ZAPATOS[/typography]

Bien… lo de los taconazos en feria ya lo hemos hablado mil veces sobretodo en los especiales de flamenca que os hemos ido enseñando a lo largo de este año, es cierto que hacen mucho mejor cuerpo a la flamenca pero, como entiendo perfectamente que no todo el mundo los aguanta, que no os falten unas buenas espartos, a la última, con plataforma o lo que sea pero bien altas y dejad las típicas bajas y feas que se ven en muchas ocasiones que el zapato también es importante a la hora de vestirse de flamenca!!

Ea!! Como dirían las madres… “¿vais apañadas?”

Besitos por bulerías!!!

Para las más peques…

Flamenquis…

Últimamente veo tanto niño a mi vera que me he puesto a recordar los trajes de flamencas para las más pequeñas de las casas.

Resulta que siempre me estáis preguntando cómo vestir a las niñas pues muchas veces queréis hacerles trajes parecidos o iguales a los vuestros, algo que en ocasiones resulta difícil pues ni las madres han de ir vestidas como niñas ni a las niñas se les debe hacer un traje de flamenca de adulto.

Otras veces lo que os ocurre es que no sabéis si hacerles algo diferente o tirar del clásico traje de tres o cuatro volantes en colores, bien pasteles o bien vivos y alegres… muchas decís eso de “que le dure unos cuantos años“. Claro está… ésto a ciertas edades es un auténtico dilema.

Cuando son pequeñas pienso que lo mejor es no complicarse demasiado la vida si no tenéis la posibilidad de hacerle o comprarle todos los años un traje. Bien sea un traje tipo Marisol o largo creo que debéis buscar algo más cláscio para ellas.

En cambio a niñas ya de cinco o seis añitos podéis empezar a buscarle otro tipo de trajes de flamenca en los que los volantes hagan una subida o bien sea un canastero. Y a partir de los diez u once años creo que os tocará discutir con vuestras niñas… sí, eso del “mamá esto no me gusta” o el “mis amigas llevan no se qué” es algo que tendréis que empezar a tener en cuenta…

Por suerte este año en Simof 2012 tuvimos un desfile dedicado sólo a ellas en el que diseñadores como Arte y Compás, Carmen Latorre, Hermanas Serrano, Luchi Cabrera, Nuevo Montecarlo, Pilar Vera y Sonia e Isabelle (Sonibel) nos mostraron sus propuestas.

La verdad es que tener un desfile solo para las peques me pareció muy buena idea por parte de la organización espero que el próximo año repitan aunque con otros diseñadores para que veamos un poco de todos.

A mí me encanta, la niña vestida de niña, sin darle más vueltas y tengo claro que hay colores como el negro o los marrones chocolate que no utilizaría como color base distinto es un pequenísimo lunar o algún detallito pero siendo tan amplia la paleta cromática ¿para qué enredarnos con colores que no sabemos si serán una buena elección?

Los aguas, rosas, bugambillas, los corales, el clásico rojo, verde o turquesas… hay muchísmos otros por los que optar.

Las tiras bordadas, encajes de bolillos y carruchas me gustan mucho pero tengo muy claro que, por ejemplo, las carruchas de organza no se las pondría a unas niñas de dos o tres años… a las pobres, por graciosas que creamos que están, las veo agobiaditas… son niñas, unas van en carrito y la mayoría de ellas van a romper los trajes en los cacharritos, a mancharlos y a jugar con ellos puestos no les hagamos los movimientos difíciles, no les ajustemos los trajes ni le pongamos mangas llenísimas de volantes si son muy pequeñitas… mejor una manga de farol de toda la vida si no os gustan las mangas a la sisa.

En fin flamenquis… ¿qué opinais vosotras? ¿os gustan los trajes más clásicos para las niñas o preferís que vayan a la última? ¿con que colores os quedáis?

Besitos por bulerías!!!

Desfile en el Puente de Triana…

Flamenquis…

Como cada año y por  cuarta vez se celebra en el Puente de Triana el desfile previo a la Velaíta de Santa Ana, así, el pasado jueves pudimos ver una pequeña muestra de trajes de flamenca (también de noche) de diseñadores tales como Luchi Cabrera, Fabiola, Hermanas Guerra, Pepa Castro, Cañavate, Mariola Gutiérrez, Carmen Acedo, Creaciones Maricruz, May Ortega, Paola Rodríguez y Coral.

Daba igual que hicieran 40º a la sombra y que hubiese manifestación, el desfile, bajo el nombre en esta ocasión de “Bailame el agua” transcurrió con normalidad en un marco incomparable como es el puente trianero y puso punto final a la Pre-Velá de Triana.

Pero mejor os dejo algunas fotos ¿no?

La modelo y Miss España 2004, María José Ruíz lució un diseño de Paola Rodríguez en plumetti con una gran abertura delantera… si os atrevéis a enseñar pierna aquí tenéis un precioso traje para ello.

No faltaron los trajes canasteros que desde hace unos años tanto se llevan. Casi ausencia de mantoncillos pues la calor no daba lugar a ello y las flamencas luciendo un moreno que sin duda destacaba con los colores de los trajes de flamenca…

Todas estas fotos y muchas más podéis verla en Facebook, os dejo el enlace:

Albúm desfile Puente Triana 2012 en facebook

Besitos por bulerías!!

Si yo fuese una Cigarrera sevillana…

Flamenquis…

Todo el mundo conoce la historia de la cigarrera más famosa y conocidaCarmen” pero ¿y las demás cigarreras? ¿qué sabemos de ellas? Yo no pretendo dar lecciones de historia a nadie pero sí haceros una breve introducción antes de dedicarme a “vestir” con los trajes de flamencas más actuales a éstas mujeres que durante años trabajaron en pleno centro sevillano así como en otras ciudades.

Hoy hablamos de las [typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]cigarreras de Sevilla[/typography] y les pondremos un [typography font="Cantarell" size="18" size_format="px" color="#f511a9"]punto flamenco.[/typography]

Tras varias idas y venidas, la penuria y casi cierre de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, se decide que en 1813 se cree el “Establecimiento de las mujeres” dando entrada así a éstas en la fábrica sevillana que hasta entonces había sido… digamos favorable, a los hombres. Lo que no creo es que ninguno de aquellos hombres que decidieron contratar a las cigarreras fuesen conscientes de que con ello estaban consiguiendo que la historia o, mejor dicho, la imagen de la Real Fábrica de Tabacos fuese mundialmente conocida por sus “Cigarreras

La historia ha dado lugar a libros, películas, series y hasta “hermandades”… y tratándose de algo insigne en Sevilla ¿cómo no iba a dar lugar a colecciones de moda flamenca?

Varios han sido los diseñadores que han hecho uso de la historia para inspirar sus colecciones. Un ejemplo de ello fue Sonia e Isabelle (Sonibel) quienes además consiguieron con su colección “Cigarreras en Trajano” de 2011 el Premio a la mejor colección de Simof.

Sonibel 2011

Susana Chaparro fue otra de las diseñadoras que inspiró una de sus colecciones en estas famosas mujeres. Por allá en 2008 nos presentó una colección en rojo y negro con unos escotes maravillosos e incluso creo recordar que me dijo que la presentó al Certamen de Diseñadores Noveles de Simof…(estos son los momentos en los que una chica como yo vale más por lo que calla que por lo que habla…).

Dicho esto me planteo si yo fuese una de ésas cigarreras ¿qué trajes me pondría?

Dado que no debía ser un trabajo para nada cómodo, las mujeres pasaban allí horas y horas y el aire acondicionado brillaba por su ausencia por lo que en determinadas fechas estar en la fábrica debía ser, cuanto menos, una odisea… he pensado en estos trajes.

Cristo Bañez simof 2011

drepentelola y carmen jaren simof 2011

Flamenquis, contadme… Si la cigarreras fuéseis vosotras ¡cómo sería vuestro traje de flamenca? ¿Preferís vestidos largos, cortos o dos piezas con faldas sencillas y para nada ajustadas? ¿Os gusta que los diseñadores de moda flamenca se inspiren en trabajos tradicionales como estos para homenajearlos con sus trajes?

Besitos por bulerías!!!

Cumpliendo años… deshojando sueños

Flamenquis…

Hoy no es mi cumpleaños. Es el vuestro. El de la “otra mitad” de Entre cirios y volantes.

No sé que regalar… han sido tantos momentos los vividos en este blog que a veces no sé cómo reaccionar a todos vuestros comentarios y  muestras de cariño.

Este año ha sido muy distinto a los anteriores. Me sorprendió mucho vuestra reacción con el video de felicitación navideña, la verdad es que no esperaba que lo viese tanta gente y que me “aguantáseis” ocho minutos hablando y hablando que parezco toda una cotorra. Llegaron los especiales, el #frenteflamenco con el que conseguí recuperarme y estar mucho mejor, Caye siempre me dice que entonces estaba más feliz, que me veía hasta más “guapa” porque siempre estaba sonriendo, además con ellos os he conocido mucho más y os he intentado mostrar mis ideas sobre la moda flamenca de un modo “práctico“.

La pena es que un 29 de febrero, Dios quiso poner patas arriba mi vida, quitarme a la flamenca más pequeñita, mi Burri, nuestra Burri, e intenté agarrarme a todos los especiales que quedaban por hacer y los que iban apareciendo.

La verdad es que Dios me ha dado tantas cosas buenas este año como malas y sólo puedo agradecer unas y aprender de las otras.

En Feria de Sevilla y Dos Hnas he disfrutado muchísimo, me emocionaba saber que los diseñadores confiaban en mí para que llevase sus trajes o sus complementos, eso son muestras de confianza y de cariño que sé que algunos me tienen y que me demuestran cada vez que me han llamado o escrito para saber de mí sin más.

Y por fin termino mi Carrera hace unos días, con todo el esfuerzo del mundo porque siempre hay cosas a nuestra vera que nos lo ponen difícil (yo tengo a alguien malita en mi vida que ahora necesita de todo nuestro cariño y apoyo) y ahora cumplimos años.

 

En fin flamenquis, que no me felicitéis a mí, felicitaos a vosotr@s mism@s que sois l@s que hacéis con vuestras visitas y comentarios que todo esto siga hacia delante así que espero que sigáis por aquí para poder cumplir más y más años!! Además, este año viene cargadito de nuevas cosas y no creo que queráis perderoslas ¿no?

Flamenquis, GRACIAS por regalarme un año más a vuestro lado!!!

Besitos por bulerías!!!!

Los colores del verano ¿también para las flamencas?…

Flamenquis…

Viendo que en verano siempre usamos colores mucho más atrevidos que nos dejen lucir nuestro “morenazo”  me he puesto a pensar… ¿pegan estos nuevos colores para las flamencas que se hacen trajes para ferias veraniegas como, por ejemplo, la feria de Málaga? ¿estas flamencas deben guiarse por lo visto en la temporada más primaveral? ¿usamos los mismos colores? ¿sí? ¿no? Dios…!!!

Bueno he aquí mi opinión…

Si nos guiamos por los colores que más se han llevado esta temporada (entendiendo por tal la que va desde enero o febrero cuando se presentan en Simof los trajes de las nuevas colecciones o las tiendas reciben los tejidos de la temporada hasta después del Rocío) una flamenca que quiera hacerse su traje ahora para ferias como Cádiz, Huelva, Palma del Río, Utrera… tendría que vestirse en tonos pasteles o, mejor dicho, tonos empolvados. Mmm…vale, ahora es cuando me sale la vena crítica y digo eso de ¡¡qué aburrido!!

El verano es color y si bien no vamos a ponernos un traje de flamenca en cualquiera de los colores flúor tan de moda ahora (no creo que ninguna quiera parecer un Post-It por el Real de la feria, además un traje en estos colores no es una camiseta de Zara de 9,99 euros… tened siempre esto muy presente) estos colores están cargados de vida, de alegría o, como dirían algunos, “de buen rollo“. Colores llamativos (exageradamente llamativos, diría yo) que a pequeñas dosis resulta ideal y es por eso que me planteo otra cuestión. Si bien no me veréis en la vida con un traje verde o amarillo flúor… ¿pegaría a determinados trajes de flamenca otros complementos con estos colores? No hablamos aquí de un traje clásico de flamenca sino de laguno más arriesgado. Claro eso implica también ser capaz de atreverse con casi cualquier traje.

¿Por qué no? Un detalle es un detalle, no se trata de abusar y ahora ponernos absolutamente todos los complementos en estos tonos… Pero mejor lo vemos con un ejemplo.

Imaginad que este traje que os pongo va sin la ondulina amarilla ni los volantes amarillos ¿no le podríamos meter el zapato en amarillo flúor por ejemplo? O rosa o el que sea que le combine.

Lo que os quiero decir con esto es que siempre que guardemos las señas de identidad del traje de flamenca podemos hacer muchas cosas y combinarlos de muchos modos.

Los  pequeños toques generan elegancia si abusamos… ¡¡ordinariez!!

Eso sí, mucho cuidado con rebasar la frontera y conventir vuestro traje de flamenca en uno “cani o superchoni“…. No se trata de hacer el ridículo sino de adaptar con elegancia unos colores con otros.

Y ya que estamos os os cuento algo… acostumbraros a ver estos colores en los trajes de flamenca porque, si bien no tan llamativos como los flúor, me han “chivado” que el año que viene veremos mucho cítrico… Vamos, que pasaremos de ser pastelitos como este año a una bella limonada…

Como lo veis vosotras… ¿clásicas o atrevidas?  ¿Combinaríais un look de flamenca de noche, por ejemplo en negro, con algunos detalles como bolso o zapatos en flúor o preferís no arriesgaros?

Besitos por bulerías!!!

Carta abierta a mi flamenca…

Flamenca… sí, tú, mi flamenca por defecto…

Han sido muchas las ocasiones que has estado a mi lado, muchas las veces que nos hemos “vestido” de flamenca para bailar bulerías cuando queríamos gritar de rabia, para bailar soleares cuando lloraba desconsolada, para bailar alegrías cuando intentábamos reír o para bailar sevillanas cuando lo conseguíamos.

Ahora todo está tan loco que no tengo tiempo ni de agradecer cada uno de esos momentos, no tengo ni tiempo para “planchar” el traje o simplemente elegir cuál voy a ponerme.

Un día quisiera ponerme un traje rojo y otro uno negro, un día llevaría madroños y otro día plisados, un día mis mangas serían largas, llenas de volantes cual clavelito y otro serían unas sencillas tirantas.

Con mantón cuando se relían los flecos de mis sentimientos y emociones que en estos días vivo desde que me levanto hasta que me acuesto (y otra vez a empezar) y no por ello hablo de tristezas que por suerte también me están pasando cosas muy buenas. Sin mantón cuando me descubro sin apariencias, lo doy todo sin pedir nada y daría aún más si pudiera.

Tú, flamenca mía, tú que ni siquera sabes que a ti van estas humildes palabras, que con cada palabra me has hecho sentir bien, que me has arropado en cada una de tus miradas… tú, que ahora no bailas al compás de unas palmas, tú que ahora decides esconderte tras el telón que da lugar al “tablao” de la vida, tú debes saber que yo no voy a esconderme, voy a seguir bailando y zapateando con rabia o dulzura cada uno de mis sentimientos esperando a que un día entiendas que las actuaciones, por duras que parezcan, concluyen cuando se baja el telón.

Flamenca te daré las gracias siempre que bailes conmigo y “seguiré aquí, con los brazos abiertos para ti” y “respetaré tu camino aunque me duela no seguirlo”  si un día decides dejar de ser mi flamenca.

Flamenca, tú que me lees desde hace tiempo, tú que me escribes mil y un comentarios, tú que, por defecto, has querido formar parte de mi vida, de la vida de “Entre cirios y volantes” y conocer a “la niña de entre cirios” como me dicen algunos, o tú, flamenca, tú que me conoces personalmente, desde hace mucho o poco, da igual… Flamenca…

¿Te quedas conmigo?

Besos por bulerías!!