Encajes de bolillos. Otras formas de usarlos…

Flamenquis…

No todo en la vida va a ser poner los encajes de bolillos en el filo de los volantes o poniéndolos de forma que asemejen un volante ¿no?

Hoy quiero enseñaros cómo los diseñadores de moda flamenca hacen verdaderas preciosidades con los encajes de bolillos… esas otras formas de ponerlos en un traje de flamenca. Esos detalles que hacen que un traje de flamenca de un diseñador destaque, imprima una forma, sello o característica propia de cada uno de ellos.

Como suele decirse en otros ámbitos, esta otra forma de usar los encajes de bolillos es un valor añadido y lo que puede hacer destacar un traje de flamenca sobre otro. También está la opción de hacerlo con cintas plisadas, tiras bordadas, ondulinas o cualquier otro elemento de mercería.

Siempre os recomiendo que os fijéis en detalles de éstos a la hora de comprar un traje de flamenca.

Sabéis de sobra que una pieza de encaje de bolillo, del normalito, es decir, de ese diseño (dibujo o punta) del encaje que tienen TODAS las mercerías y almacenes y que vemos en TODOS los trajes de flamenca, rondan a partir de los 20 o 30 euros la pieza, dependiendo de la calidad del encaje, del hilo, del ancho y de si está o no hecho a mano.

Evidentemente (y esto es ley de “perogrullo“) a más barato… de menor calidad.

Por lo general (como todo en esta vida, hay excepciones) los encajes que usan los diseñadores NO los encontraréis en cualquier almacén o mercería, lo cual me encanta, entre otras cosas, porque cuando decido comprar un traje a un diseñador no queremos lo que lleva el resto de chicas por el Real… quiero que sea distinto y de mayor calidad.

En efecto, los diseñadores suelen tener también en sus talleres los encajes de bolillos (por ponerle un nombre para poder diferenciarlos) comunes.

Y diréis… ¿por qué? Sencillo.

Muchos de los diseñadores, por no decir casi todos, los tienen porque es un modo de “abaratar” el coste de un traje que salga de sus manos.

Pero volvamos a esas otras formas de poner los encajes de bolillos en un traje de flamenca.

Diseñadores a los que le encanta jugar con los encajes de bolillos son, entre otros: Sonia e Isabelle (Sonibel) , casi todos sus trajes llevan encajes por el cuerpo haciendo distintos dibujos, lazos o moteando el cuerpo. Margarita Freire, como le dicen en su taller “Doña Moñas” porque le encanta hacer flores con los encajes. Macarena Beato de “Faly de la Feria al Rocío”, si bien usa mucho las cintas plisadas, las telas bordadas, ondulinas y madroños, es otra de las diseñadoras que mete aplicaciones de encajes en bastantes diseños.

Entendedme que cuando hablo de encajes de bolillos no me refiero sólo a la punta sino también al entredós o aplicaciones varias de encajes.

Por supuesto diseñadores como Nuevo Montecarlo, Carmen Latorre, Flamenka, Loli Vera… también usan mucho los encajes para decorar los cuerpos de los trajes de flamenca.

Otro uso del encaje de bolillos es para los mantones. ¿Cuántas de vosotras tiene un mantón de encaje de bolillos? Y no sólo ocurre con el mantón “al uso” (un pico) sino el “enrejao” para los flecos también se está haciendo desde hace unos añitos así y no sólo de hilo.

Flamenquis… Contadme.

¿Cuántos trajes tenéis con encajes de bolillos puesto de esta “otra forma”? ¿Cuántas buscáis estos detalitos realizados con los encajes a la hora de comprar un traje de flamenca? ¿os gusta u os parece recargar demasiado los trajes?

Besitos por bulerías!!!

Como ángeles… Recordando el desfile de Sara de Benítez

Flamenquis…

Esta noche se ha celebrado el tan conocido desfile de Victoria Secret y sus afamados ángeles el cual no se emitirá hasta enero. Seguro que habrá sido todo un espectáculo. Y diréis “Claudi, miarma, ¿qué tiene esto que ver con la moda flamenca?

Pues es fácil… En Simof 2012 la diseñadora Sara de Benítez nos prestó sus propios ángeles alados con un toque de espectáculo  al final del desfile, y, no sé bien cómo denominarlo, ¿lencería flamenca?

Reconozco que uno de los tuits que escribí mientras veía el desfile fue algo así como “este momento Victoria Secret no lo estoy entendiendo” todo ello por esos trajes “lenceros” que sacó al final del desfile. Yo soy de la opinión de que si haces espectáculo, debes hacerlo durante todo el tiempo que dura tu desfile y no un simple toque al final.

Ya el nombre de su coleccion “Flamenca’s Secret” nos hacía presagiar éste detalle pero lo cierto es que Sara nos mostró una flamenca joven, sensual y elegante.

Trajes de flamenca llenitos de volantes y tobilleros, característica de la joven diseñadora que trabaja al máximo los trajes para que tengan mucho volumen, camisas que destacan por los volantes en las mangas y los grandes escotes, mangas asimétricas llenas de detalles y la variedad de tejidos que pone sobre la pasarela son aspectos que me hace recomendaros que no la perdáis de vista.

La verdad es que en Simof 2012 vimos a varios diseñadores que nos mostraron pantalones y tengo que decir que, de los que más me gustaron, fueron los de Sara.

No sé si el blanco del pantalon combiado con los tonos pasteles y los bolsitos tan monos que les puso a las chicas a juego hicieron que, de por sí, llamasen más mi atención o simplemente el corte del pantalón me gustó mucho.  Eran tobilleros, ajustados a la pierna y con la cintura alta y, os lo digo totalmente en serio, me pareció un look muy acertado para esas chicas que no siempre van de flameca a la feria.

En fin flamenquis… Contádme ¿os gustan los diseños de Sara de Benítez? ¿qué pensáis sobre la tendencia de estos años de mostrarnos pantalones sobre la pasarela? ¿

Besitos por bulerías!!!

Trajes de flamenca y estilos que no deben faltarte…

Flamenquis…

¡¡Qué mes!! Y qué semana me queda a mí! Pero ahora tengo un ratillo para escribiros.

No hace demasiado os enseñé unos Imprescindibles de Flamenca en el que os daba pequeñas pautas sobre trajes, tejidos, complementos, zapatos… que toda flamenca debe tener. Hoy quiero ampliaros esa información con unas ideas de trajes de flamenca que no deben faltaros. Con cada uno voy a dar una explicación y, una vez más, quiero que me dejéis vuestra opinión en los comentarios.

TAN ROJO COMO UN CLAVEL…

A nadie debería a faltarle un traje de flamenca rojo y, a ser posible, liso. ¿Por qué? Bueno, los lunares están geniales, me encantan, en serio, pero para un traje de flamenca rojo creo que es fundamental que sea liso. No pasa de moda y las múltiples opciones para combinarlo harán que siempre tengas un traje de flamenca nuevo.

El que sea liso no significa que no pueda llevar complementos, pasamanería, pasacintas, tiras bordadas o garruchas…

Mi elección serían uno de estos trajes. El primero de la jerezana Amparo Macia y, el segundo, de la diseñadora Margarita Freire que además os enseñé en el Especial que le dedicamos.


BLANCO Y NEGRO O NEGRO Y BLANCO.

Pasión por el negro es lo que tengo. Sinceramente me encantan los trajes negros lisos pero no lo encuentro esencial. Siempre se ha dicho eso de que una flamenca es color y alegría y aunque quedan tremendamente elegantes los trajes negros lisos creo que una mejor opción sería un vestido de flamenca con lunar pequeño, ya sea cabeza de alfiler o lenteja.

Como os comento, me encanta el negro y combinado con blanco (ya sea fondo negro y lunar blanco como al contrario) me parece algo que no debe faltarnos para una noche de feria.

Mis opciones serían estos dos trajes de flamenca, el primero de Macarena Beato (Faly de la Feria al Rocío) que con el mantón de plumetti y las aplicaciones en pedrería y bordados le dan un gran toque de elegacia. El segundo, esencial de Nuevo Montecarlo, corte clásico para las chicas, al menos, de Sevilla.

UN CANASTERO, POR FAVOR.

Sí. Si hay un estilo que desde varios años vemos por la feria y por romerías es el de los trajes canasteros. Ya sean trajes cortos, volantes al hilo o de capa, de uno, dos o tres volantes canasteros… da igual, el caso es tener uno.

No fallan nunca, quedan bien siempre y, si tienen mucho volumen y vuelo, son elegantísimos. Me fascinan para la noche pero lo cierto es que el hecho de que sea canastero nada tiene que ver con eso pues para el día van también perfectos.

Hay quien dice que son muy “lacios” yo siempre digo lo mismo… entonces es que o al traje le falta tela o has comprado uno más para romería que para feria. Otra cosa que me gusta mucho de este estilo de traje de flamenca es que la falda puedes comenzarla tanto desde debajo de la cadera como ponerla muy baja, dependiendo de para qué quieras el traje y no se tiene ese problema que soléis comentarme las que tenéis las caderas anchitas de “el primer volante me hace más ancha si lo pongo altito“.

Mis opciones serían éstas. El primero en una tela perforada blanca de Pilar Vera, ideal para una romería. El segundo de Ana Morón para una mujer con estilo y rompedora. El tercero de Molina donde podéis ver dos volantes canasteros.

QUE NUNCA FALTE UN BUEN MANTÓN… ¿O SÍ?

Bien, lo ideal es tener trajes a los que ponerle mantón, flecos o a los que no haya que ponerles nada. Una cosa es guardar más o menos un estilo y otra es tener todos los trajes de flamenca iguales.

¿No os pasa eso de que os aburrís de veros siempre iguales? Un traje de flamenca clásico está genial pero un traje de flamenca que tenga adornos por el cuerpo, cortes con distintas telas y que nos permita no usar mantón o flecos me parece una idea fantástica.

Es cierto que hay gente que dice eso de “un traje de flamenca sin flecos o mantón no es un traje de flamenca” Bueno… a mí me encanta esa opción pero esa frase, hoy en día, creo que está desfasada y tenemos muchos ejemplos que lo demuestran.

Mis opciones serían estos trajes de flamenca: el primero de Lina con un buen mantón respentando la línea clásica del corte sevillano. El segundo de Aurora Gaviño donde la neja central marca el estilo del traje y taparla con mantón o flecos sería una auténtica pena y, el tercero, un traje de Susana Pagés para las amantes de los flecos.

Flamenquis… ¿qué os parecen estas ideas? ¿estáis de acuerdo conmigo o no? ¿Qué estilo, tipo de traje de flamenca, color, hechura… consideráis indispensable? O ¿éstas son cosas que realmente os da igual porque tenéis un estilo muy concreto?

Contadme!! que me encanta leer vuestros comentarios opinando sobre los posts que os propongo!!

Besitos por bulerías!!!

 

Flamenca Romantic Version. Claves para conseguirlo.

Flamenquis…

Diseño de Carmen Vega. Simof 2012

Diseño de Carmen Vega. Simof 2012

La flamenca es algo más que atrevida, sexy o clásica, la flamenca también puede ser muy romántica, dulce y sonriente, olvidarse de los ojos negros ahumados y del cereza de los labios, olvidar la noche oscura de trajes de flamenca negros, de complementos grandes y dorados u olvidarse del rojo pasión y de la ausencia de mantón o flecos.

Romántica… como mi Jueves de Feria.

Por eso hoy quiero daros las claves para conseguir un look romántico y dulce sin que parezcamos unas niñas vestidas de flamenca.

La bondad de una mirada, de un momento que se pierde en el segundo en que pasa pero que queda en la mente de quien, con amor, sigue viendo ese momento cuando cierra los ojos, ese rayo de luz, esas miradas que se cruzan, esas mejillas sonrosadas… Y es que todo es dulce. Y siempre lo será. Ese momento, inolvidable como otros, ese momento que hay que guardar y mimar de vez en cuando para que no se sienta olvidado.

La flamenca luce bonita, entre encajes de bolillos, luce entre colores tan dulces y suaves como ella, como ese momento que está viviendo. Sonríe. Y una sonrisa viste a cualquier mujer.

Diseños de Sonia e Isabelle (Sonibel) Simof 2012

Diseños de Nuevo Montecarlo. Simof 2012

El rosa bebé de aquel día, las florecillas del estampado, el mantoncillo anudado como entonces marcan el momento, ese preciso instante, ese, porque no hay otro.

Los malvas, beigs, vainillas, aguas, blanco, celestes… son también parte de la colección de colores que nada tienen que ver ni con la flamenca de noche ni la flamenca, como dicen algunos, típica de feria… de turquesas y verdes.

Y no hablo sólo de los colores en tono bebé sino también aquellos empulvados, ese azul pavo empolvado, ese jade o esos tonos maquillajes a los que nadie sabe poner un nombre exacto… todos esos tonos también nos sirven.

No hay una forma predeterminada para los volantes, no tienen por qué ser de capa y no al hilo, no tenemos por qué olvidarnos del juego que puede darle la tanza… la sutileza del traje de flamenca, de este estilo más romanticón radica en los detalles, colores y complementos.

Diseños de Macarena Beato “Faly de la Feria al Rocio”

Diseños de Pepe Fdz. -Sevillanía-

Deja que las mangas se alarguen por debajo del codo o usa manguitas de farol, deja que el escote sea distinto, usa algo más que el clásico escote en V. Escotes tipo barco, halter o corazón… ¿por qué no?

Imprime al traje de flamenca ese carácter con los complementos. Olvida los pendientes y las peinas de coral o sobre bases doradas, aparta los de acetato de tu traje de flamenca. Intenta encontrar algo más que la clásica rosa y, si lo que quieres es una bonita rosa, úsalas en ramillete con pequeñitos capullos de rosas.

Diseños Curro Durán (Izq) y Vicky Martin Berrocal (Dcha.) en Simof 2012

Dicen que la flamenca enamora a cualquiera pero no siempre tiene que ser esa flamenca con raza y poderío que se pone medio mundo por montera ¡qué me lo digan a mí! El traje de flamenca tiene un sentido, un carácter ¿por qué perderlo?

Flamenquis… ¿qué preferís a la hora de vestiros de flamenca, ser rompedoras, tener raza, improvisar, ser clásicas, románticas…? o ¿simplemente consideraís que es indiferente?

Besitos… hoy quizás mejor por alegrías…

No se te ocurra (flamenco) …

Flamenquis…

El post de hoy se lo dedico a Rosa deEl Estilario pues ella en su blog de moda y como buena personal shopper publica unos breves consejos llamados “No se te ocurra…” Os recomiendo que os paséis y os engancharéis a ella porque es genial!!

Un día, en tono de broma, me dijo eso de “vas a tener que hacer un No se te ocurra flamenco” y, aunque mi intención ni mucho menos es copiarla ni hacerlo semanalmente ni nada de eso hoy he querido titular así el post para daros una serie de consejos útiles.

Sabéis de sobra que ayer fue la Romería de Valme de la cual os hablo todos los años y antes de ponerme a escribir el post correspondiente y enseñaros el traje de Rocío Martín que llevé os dejo éste post. Pues bien “No se te ocurra…

1.-  Usar trajes de flamenca de feria o, más bien, de noche… Vamos de romería y, aunque es cierto que hay determinados trajes que sirven tanto para la feria como para una romería, hay otros, realizados en tejidos como rasos, plumettis, brocados, gasas o muselinas… que ni deberían verse de lejos por el camino. Seamos consciente de que vamos de romería, suele haber ramajos que se enganchan a los trajes, comemos en el campo, como llueva hay fango… en fin, que no son las más apropiados.

Otra cosa que yo no llevaría en el traje de flamenca son encajes, una cosa son los bolillos e infinidad de complementos, pasamanería y puntillas que hay, como por ejemplo, las garruchas, madroños, tiras bordadas, bieses… y otra cosa es usar trajes con encaje d’alecón, guipur o valenciennes (¡¡qué estos ojitos los han visto!!)

Otro punto a tener en cuenta son los complemento… entre peinas y peinecillos, a mí me gustan más unos peinecillos pero si optáis por peinas mi consejo es que busquéis peinas sencillas (con esto no quiero decir sólo de acetato pero exageraciones para una romería creo que no pegan demasiado). En cuanto a las flores… ni cosas extrañas como la que os dejo en la foto que se veia a legua por los colores que usó ni vestidas de calle con flor en la cabeza… y encima entodo lo alto (cuando queráis hacer algo así hay otras opciones como buscaros una camisa con un toque flamenco,algún volante unas mangas originales, usar otro tipo de complementos para que la flor no parezca que está ahí simplemente porque sí, por ejemplo, complementarlo también con unos pendientes que acentúen el look).

2.- No hay que “ahogarse” con la medalla de la hermandad. Vamos a ver, si no os gusta el cordón de la medalla me parece genial que le pongáis cualquier lazo o cola de ratón pero no es necesario ponerla atada al cuello cual soga.

Si creéis que queda mono o algo de eso ya os digo que no, os acorta el cuello, no os lo estiliza. Lo mejor es hacerle un nudo al cordón y así queda la medalla más corta.

3.- Las gafas de sol… (lo voy a voz en grito) están PROHIBIDAS!!! Una flamenca no va nunca con gafas de sol (en concreto ni usa gafas de sol ni fuma pero ya en eso no voy a meterme) No es ni chic, ni cool, ni tonterías varias… es una horterada. Y os pongo un ejemplo para que entendáis que vosotras mismas, las que la utilizáis vestidas de flamenca, pensáis así ¿cuántas de vosotras se quita las gafas de sol cuando va a hacerse una foto?

Que es incómodo y que no podemos vivir sin las gafas de sol, pues sí, pero por un día no muere nadie (y os lo dice una que es adicta a las gafas de sol).

4.- Si tenéis frío NO os pongáis las chaquetillas de corto, si quieres ponerte algo usa mejor las tocas, ponchos. Las chaquetillas no están hechas para la flamenca, ni estilizan, ni combinan con el traje ni nada de nada. Estoy hablando de las chaquetillas de hombres que se ponen muchas con el traje de flamenca y no de toreritas o boleros (eso es otro tema).

5.- Por último, una cosa que no he entendido nunca son los trajes de los coros, agrupaciones o asociaciones… lo de ir todas igual si no se va a cantar no es algo que entienda mucho, yo no lo haría pero es una cuestión que tan sólo dejo ahí para que me digáis si vosotras iríais a una romería o feria todas vestidas iguales.

En fin flamenquis… que me pongo como loca con el post de la Romería para contaros como fue el camino y enseñaros el traje!!

Besitos por bulerías!!

¿Son importantes las enaguas?

Flamenquis…

Con el post de hoy quiero “renovar” uno que escribí hace cosa de un par de años puesto que muchas veces me encuentro mails preguntándome por las enaguas.

Dicen “los entendidos” que un traje de flamenca hay que darle la vuelta y mirarlo antes por dentro que por fuera, pues es ahí donde se ve si está bien hecho o no. Bueno, pues las enaguas es algo que forma parte del interior del traje y, por tanto, no debemos olvidarnos de ellas.

¿Por qué darle tanta importancia a las enaguas?

Yo siempre tengo la misma respuesta a esta pregunta: “¿A que andas por la feria y bailas? ¿ A que te sientas? Pues os aseguro que en esos movimientos se ven”. Pero no es sólo eso. Un vestido con una buena enagua de flamenca tiene mucho más cuerpo y, por absurdo que pueda parecer, no deja de ser un elemento importante del traje.

Es cierto que hay trajes de flamenca que no llevan enaguas… sí, pero por lo general suelen ser trajes que se usan para romerías, para hacer caminos como el del Rocío en los días más duros de camino y, aún así, hay muchos trajes romeros que la siguen llevando aunque sea mucho más sencilla.

¿Diseño en las enaguas?

Esta es una cuestión en la que ni siquiera los diseñadores se ponen de acuerdo. He visto trajes de flamenca que simplemente llevaban volante de enagua, otros con enaguas tan trabajadas como los trajes, enaguas canasteras que se llevan metros y metros de tela… en fin, de todo un poco.

Por eso, hagáis lo que hagáis, estará bien, eso sí, MI CONSEJO es que trabajéis las enaguas. A nadie le cuesta trabajo hacerlas aunque sea de una tela distinta y que combine con el traje, un mínimo detalle que os aseguro que no pasa desapercibido.

Desde luego, las canasteras, son de las más bonitas pero, siendo consciente de los metros de tela que se pueden llevar, siempre hay opciones como hacerlas adornadas con piquillos (ondulinas), bies de lunaritos, ponerles cinta plisada e incluso podéis hacerles aplicaciones de lunares de la tela base del traje… no sé, sólo es cuestión de echarle un poco de imaginación. Eso es algo que aprendí en el primer Especial que hicimos dedicado a Ángela y Adela -Taller de Diseño-.

De Cecilia Alcántara entendí que no hay que olvidarse de hacérselas también a las mangas, es curioso, pero sí… algunos de sus trajes la llevan, como el que yo lucí en la feria de Lebrija y que os enseñé en el post dedicado a la diseñadora.

¿Y en organdí?

Esa es otra opción.

En ocasiones lo que se hace es usar volantes de organdí para que hagan las veces de enagua pero existe una diferencia fundamental con la enagua hecha en tela y es el movimiento. El traje con la enagua de popelín tiene mucho más movimiento al andar que cuando lo que se hace es usar volantes de organdí que levanten el traje PERO, como siempre digo, ¿de qué sirve tener todos los trajes de flamenca iguales?

Carmen Vega simof 2013

Es cierto que con el organdí se está más limitado en cuanto a colores pero poco a poco están viniendo nuevos a las casas de tejidos, incluso he visto de lunarinos. Recordad que hay, al menos, tres tipos de grosores: uno tipo cristal, otro medio y otro grueso. Mi consejo es usar el medio para los volantes de enagua

Enaguas ¿sólo para las flamencas?

Pues no. Todas sabemos lo de “blanca y radiante va la novia” pero yo soy de esas chicas que siempre ha defendido un toque de color y por qué no, en las enaguas. Os dejo un traje que presentó Arte y Compás en Simof 2012 para que veáis a lo que me refiero.

En fin flamenquis… contadme!!

¿Cómo hacéis las enaguas? ¿usáis otro color o no le dais importancia? ¿les ponéis complementos o detalles? ¿os gustan más los volantes de organdí o preferís las de popelín?

Besitos por bulerías!!

Hablamos con Cecilia Alcántara… Diseñadora sevillana y trianera

Flamenquis…

Hoy os quiero hablar de una joven diseñadora sevillana, “trianera por los cuatro costados” como dice ella, llamada Cecilia Alcántara. Como persona no os podéis hacer una idea de lo encantadora, amable, simpática y alegre que es y como diseñadora ahora vais a ver que tiene un estilo muy dulce y elegante.

Reunido nuevamente parte del #frenteflamenco tuve la suerte hace unos días de lucir uno de sus diseños en la feria de Lebrija ya que así me lo ofreció, además, ella venía con nosotros como podéis ver en las fotos con un traje negro sencillamente espectacular.

Parte del #frenteflamenco en la Feria de Lebrija

Cecilia estudió el Modulo de Grado Superior de Diseño y Patronaje en el IES Picasso y este año ha realizado un curso de verano en Sevilla de Moda. Además, estuvo trabajando en el taller de Aurora Gaviño pero su forma de entender a la flamenca nada tiene que ver con ella, su estilo es como muy “sevillano“, es decir, le gusta la flamenca de moño bajo, pendientes grandes, flores que parezcan naturales, ojos ahumados y trajes llenos de detalles como piquillos (ondulinas) de terciopelo, encajes, tiras bordadas… Sin embargo nunca veréis en uno de sus trajes volantes rizados con tanza o volantes de organdil ¿por qué? bueno eso mismo le pregunté yo y me dijo que a ella le gusta darle el juego a los volantes a base de tela y un buen corte.

Ella entiende que cada mujer tiene algo bonito que resaltar en su cuerpo “los diseñadores debemos encontrar y potenciarlo” y es por eso que trata de hacerlas sentir sexy, elegante, segura de sí misma .

No penséis que un traje de Cecilia irá pobre de tela, para que os hagáis una idea, el que yo llevo creo recordar que tenía 25 metros de tela (mandarina) y 6 de enaguas, porque esa es otra, yo siempre me había fijado en las enaguas de sus trajes y ella misma me dijo que las enaguas eran una de las características de sus diseños, tanto es así, que suelen ser canasteras y, si os fijáis, las mangas de mi traje también las llevan. Y si hablamos de tejidos, Cecilia adora los naturales y las sedas, en general cualquier tejido poco usual para flamenca “los popelines suelo usarlos para enaguar“.

Claudi “Entre cirios y volantes”, Carmen Jarén, Cecilia Alcántara, Vicky Bioque ( Jóvenes y tendencias)

Bueno, os puedo decir que es tan cuidadosa con los detalles que a mí me “supervisó” el maquillaje, me peinó, me arregló y me puso todos los complementos… ¡¡como si fuese una novia!!

Cecilia es una joven promesa, rociera de camino “la única semana que me permito cerrar del año es la del Rocío” que tiene su taller en plena Plaza del Pumarejo desde hace cuatro años así que ya sabéis donde encontrarla.

Cecilia, desde Entre cirios y volantes te agradezco que me ofrecieses llevar uno de tus diseños que me prestases ese ratito de tu arte hecho vestido y que además compartas cada día tus ideas, proyectos y esa sonrisa que tienes conmigo!!! Y ya sabes… nos vemos por la Romería de Valme!!!

Besitos por bulerías!!

 

No importa la talla que tengas ¡¡Luce un traje de flamenca!!

Flamenquis…

Hoy [typography font=”Cantarell” size=”18″ size_format=”px” color=”#f511a9″]voy a tratar de resolveros una duda[/typography] que me preguntáis mucho por mail y que siempre suelo responder en privado pero creo que no he hecho nunca un post sobre ello.

¿Quién dijo que hay que tener una talla 38 o 40 para vestirse de flamenca? ¿quien dijo aquello de que a las chicas que tienen una talla mayor les quedan peor los trajes? ¿quien dijo que hay que estar esquelética para lucir unos volantes?

Vamos a ver, seamos realistas, una mujer sin hechuras de mujer ( o de “guitarra” como dicen algunos) no luce igual un traje de flamenca. Como dirían los Compadres “Eso es así”. Pero en este caso quiero hablaros a esas chicas que tanto me decís que tenéis una talla mayor ¿qué tipo de traje os va mejor a vuestro cuerpo? Ea… pues ¡vamos al lío!

De sobra es conocido por todos que muchas de las grandes copleras, bailaoras… tenían o tienen una talla grande y no por eso dejan de vestirse de flamenca ¿verdad? Por eso sinceramente, odio cuando me decís aquello de “tengo una talla X y no sé si puedo vestirme de flamenca”  ¿Perdona? ¿quien dijo eso? Es verdad que todos los cuerpos no son iguales, pero ni siquiera lo son en las chicas más delgadas, y por ello no hay que dejar de vestirse de flamenca.

[typography font=”Cantarell” size=”18″ size_format=”px” color=”#f511a9″]HECHURAS Y VOLANTES[/typography]

Bueno creo que os podéis poner tanto vestidos enterizos como cortados pero lo que nunca os aconsejaría es un dos piezas, me parece que enmarca una zona que pretendemos disimular y todo lo que añadáis de más a la zona de la cintura y bajo pecho me parece innecesario.

Como os he dicho todos los cuerpos no son iguales (unas tienen barriga y culete sin tener pecho, otras tienen barriga y mucho pecho con poco traserillo, otras muchas caderas… en fin, posibilidades hay bastantes) por lo que, como en todo, tocaría ver a cada chica en concreto para poderle aconsejar.

En cuanto a los volantes, veréis, hay quien dice que los volantes rizados, con organdil o con tanza, no quedan bien a las chicas de tallas grandes pero yo soy de la opinión de que todo depende de la disposición de los volantes. Algo que yo no haría si por ejemplo, tenéis barriguita y pecho pero no culete, es poner los volantes por detrás muy bajos con un cuerpo entubado ¡NO! Eso hará que parezcáis embutidas en un traje sin forma alguna. Otra cosa que tampoco haría es usar un traje con una subida central demasiado alta y recargada de volantes.

Otra opción son los trajes canasteros, me parece que pueden quedaros muy bien incluso el mismo corte pero con la falda llena de volantitos pequeños o de volantes hechos con encaje.

Como ya os digo en realidad os queda bien cualquier tipo de volante sólo hay que disponerlos en el traje de la forma más adecuada a vuestro cuerpo por eso digo que habría que verlo en el cuerpo de cada chica.

[typography font=”Cantarell” size=”18″ size_format=”px” color=”#f511a9″]LARGO DEL VESTIDO[/typography]

No siempre tenéis que llevar el vestido largo que os va genial sino que también podéis optar por los tobilleros, me encantan, sobretodo si tienen ese aire “Jarén” . Podéis hacerle una subida pero no nada recargado y procurando que, si tenéis barriguita, finalizarla por debajo.

[typography font=”Cantarell” size=”18″ size_format=”px” color=”#f511a9″]MANGAS[/typography]

Es curioso que me preguntáis por el cuerpo pero obviáis el tema de las mangas, es más, algunas dais por hecho que lo que os queda bien son las medias mangas o las mangas a la sisa ¿por qué?

Primero, las mangas a la sisa o tirantas no me gusta nada como quedan, la verdad es que hay pocos trajes de flamenca que me gusten con este tipo de mangas. Otra cosa que creo que no os va bien es la manga por encima del codo y el volante casi hasta la muñeca. Si lo que queréis es un volante grande buscad una manga por  debajo del codo (no me digáis que eso es incómodo porque una manga bien cortada no es para nada incómoda, si os hace daño, se clava o molesta es que algo está mal).

Hay algunas que lo que hacéis es buscar un traje con mangas a la sisa y con volantitos ¡NO! ¡ERROR Y HORROR! Lo único que vais a conseguir así es ensancharos los hombros y espalda y mucho más si encima la cremallera la lleváis hasta arriba sin que el traje de flamenca tenga escote trasero.

[typography font=”Cantarell” size=”18″ size_format=”px” color=”#f511a9″]ESCOTE[/typography]

En cuanto al delantero esto realmente no depende de que estéis gorditas o no pero aún así os dejo unas indicaciones.

Acostumbráis a buscar trajes con el escote a la caja (francés) que está pensado para aumentar la visión de la zona del pecho y disimular así las caderas pero ¿os quedaría bien algún otro escote?

Lo cierto es que el escote en V (para resaltar el pecho) y redondos (para alargar el cuello) por delante me encanta para las flamencas en general sobretodo cuando van bien abiertos a los hombros y son ideales para usar mantón o flecos. Últimamente se lleva eso de innovar en los escotes y hemos visto los asimétricos y los de forma de corazón. Pues bien, los primeros no os lo recomiendo sobretodo si tenéis los brazos anchitos. Los de forma de corazón levantan, realzan y acentúan pero no queda bien si tenéis poquito pecho.

En cuanto al escote de la espalda, por favor hay algo más que llevarlo hasta arriba. Un escote en V por la espalda me parece maravilloso siempre que lo abráis bien. Lo que no debéis hacer es poner los escotes muy bajos, lo ideal para vosotras es llegar como mucho a media espalda aunque he de decir que hay diseñadores que consiguen hacer un escote redondo para la espalda que recoge bien y no enseña nada que no se deba enseñar ni resalta aquellas zonas que no queremos mostrar.

Pues nada flamenquis…

Como siempre os digo: confiad en los DISEÑADORES que suelen estar ahí por algo no hay que llegar con la lección bien aprendida sino que hay que saber también escuchar sus consejos que ellos están acostumbrados ha confeccionar trajes para todo tipo de cuerpos.

Ahí quedó!!

Besitos por bulerías!!

Resolviendo dudas: ¿qué traje debo comprarme?

Flamenquis…

Este post lo hago en respuesta a un comentario de Mercedes en el que me expresaba la siguiente duda:

Para comprarme un traje de cualquier diseñador de temporadas pasadas (2012, 2011, 2010…) ahora que suelen ponerlos en rebajas ¿qué consejos me darías para que en 2013 no estuviese pasado de moda?

Recogido el guante por esta Flamenca Mayor que os escribe, os doy una serie de pistas, consejos y os dejo algunas fotos de trajes que con los ojitos cerrados, compraría.

TEJIDO: COLOR Y ESTAMPADO

Visto lo visto y después de andar bicheando por tiendas de tejidos lo que vendrá la próxima temporada (sí, tengo enchufe) yo apostaría por trajes en tonos rosas, aguas o cafés. Veréis, la cuestión está en adaptar un traje de este año o de años anteriores al que viene y esos tonos no van a decaer aunque aparezcan otros nuevos.

Es cierto que los tonos parece ser que no van a ser “empolvados” pero podemos comprar cualquier tono pastel porque el año que viene seguirán formando parte de las colecciones de los diseñadores.

En cuanto al estampado de la tela está claro: lunar pequeño y estampado floral. Y otra cosa, volvemos a los piqués finitos así que si dáis con un traje así no dudéis en comprarlo porque el año que viene seguirá siendo un acierto.

Mi propuesta:

HECHURA Y VOLANTES

Está claro que habrá canasteros y con cualquier traje de dos, tres o cuatro volantes no vais a fallar. Quizás yo me olvidaría de un traje que tuviese mucha subida o que enseñase la pierna.

Esta bien también los trajes de pequeños volantes o de volantes hechos con el propio encaje de bolillos pero bueno si tengo que elegir entre unos y otros creo que es más acertado escoger uno de volantes a capa. La mejor elección se basa en este caso en el clasicismo del traje de flamenca.

Mi propuesta:

MANGAS Y ESCOTES

Lo clásico no pasa nunca de moda, es decir, cualquier traje de temporadas pasadas con media manga o manga larga y su escote en V siempre será un acierto seguro PERO hay escotes que no creo que dejemos de ver el año que viene como los tipo barcos rodeados de encajes o pasacintas.

Si sois más atrevidas, los asimétricos son los vuestros y seguro que más de un diseñador en 2013 también apuesta por ellos.

Mi propuesta:

ENCAJES, PLISADOS, MADROÑOS…

Sin duda alguna encajes y me explico. Es cierto que el plisado se está usando pero quizás cuando usamos colores pasteles, empolvados o vintage lo que mejor le va es un encaje de bolillo como Dios manda.

Es cierto que me encantaría volver a ver las tiras bordadas el año que viene pero ese es una propuesta que lanzo yo a los diseñadores.

Mi propuesta:

¡MUCHO OJO!

Mandan los detalles, el traje se hace rico en pequeños pasacintas, en florecillas y en decorar los cuerpos siempre con delicadeza y esquisitez.

Mi propuesta:

Mercedes!! ¿quedas respondida? Muchas gracias por la propuesta que me has hecho, me ha encantado escribir el post y espero que te haya servido.

Y el resto de mis flamenquis, ya sabéis, si tenéis dudas… ¡¡a dejarme un comentario!!

Besitos por bulerías!!

La Bienal 2012 en trajes…

Flamenquis…

Os quiero enseñar hoy unas fotos que para mí son maravillosas y que muestran esa otra parte del flamenco que algunos creen que no existe o que siempre va por los mismos derroteros: el estilismo.

Con ocasión de la Bienal de Flamenco en Sevilla se ha expuesto parte del vestuario del gran Miguel de Molina ¿recordáis sus camisas con volantes, tremendamente exageradas y su sombrero de ala ancha? Bueno pues todo esto y más podéis verlo en el Casino de la Exposición de la ciudad sevillana.

Claro está que con estos antecedentes en el mundo de la copla no podíamos esperar menos de los grandes artistas que están pasando por las tablas de los distintos espacios donde se están celebrando los espectáculos que conforman la Bienal. Mirad.

En el espectáculo “Raíces de Ébano” de Manuela Carrasco, la encargada del vestuario ha sido Aurora Gaviño.

 

Vestuario: Aurora Gaviño

Del vestuario de Ana Morales se encarga la Escuela de Diseño CEADE Leonardo con unos diseños hechos de materiales reciclados, moda étnica y sostenible para batas de cola y trajes que seguro que a más de uno dejan sin palabras.

Vestuario: CEADE

Del diseño del espectáculo de Olga Pereicet se ha encargado Yaiza Pinillos en su espectáculo “Rosa Metal Ceniza”

Vestuario: Yaiza Pinillos

Sara Baras en su espectáculo se viste con diseños de Torres Cosano con trajes actuales y que a la vez nos llevan 200 años atrás para conmemorar el nacimiento de “La Pepa”.

Lo cierto es que me gusta mucho ver ese toque más actual sobre un “tablao”,  sin menospreciar a los clásicos, pero soy de la opinión que hay mucho talento escondido entre diseñadores de los que muchas veces no hablamos así como de “nuevos” talentos que van surgiendo de las escuelas de diseño. Eso sí, me gusta que innoven y demás pero sin perder la esencia de lo que están haciendo: trajes de flamenca o batas de cola.

Besitos por bulerías!!