Noche clarinera vestida por Cecilia Alcántara. Dos nuevas batas de flamenca.

Flamenquis…

Sin más argumentos que pasar un buen día con unos amigos me fui a descubrir la Romería de Clarines este fin de semana. No me pudo gustar más. Imaginad un aldea del Rocío en pequeñito y las mujeres bien vestidas de flamenca. Entre trajes de flamenca de El Ajolí, Manuela Macías, Carmen Acedo y Guadalupe Moda Flamenca andaba el juego. Volumen y más volumen. Canasteros llenos de color y metros y metros de tela. Las flores, en su inmensa mayoría de Depitiminí. 

Y allí estábamos nosotros. Batas de flamenca que terminaron de confeccionarse la madrugada anterior. Salidas de las manos, una vez más, de Cecilia Alcántara. Pero, en esta ocasión, no sólo me vais a ver a mí, sino también a ella. 

 

Entre cirios y volantes

No hay una sola vez que Cecilia no me vista al son de Triana. Creo que con estas dos batas entenderéis a la perfección dos cosas. De un lado y para quien aún no lo conozca, el estilo de Cecilia Alcántara con ese saborcito vintage a base de detalles, ya sean con cintas de terciopelo, colores envejecidos, mantoncillos a la antigua usanza, etc. De otro, la diferencia entre batas para hacer un camino y trajes para la aldea o días de salida de la hermandad.

Como se puede ver en la confección de Cecilia no hace falta mucho más que una tela bonita, atractiva, saber combinar colores e imaginación para la hechura. No es necesario tirar de metros de pasamanería o encajes, no hay organdiles ni plisados. Sólo detalles. Eso sí, las garruchas de mi traje no se sacan de dos o tres metros ni las enaguas canasteras se hacen con metro y medio de tela. 

Entre cirios y volantes 2

Entre cirios y volantes Traje de flamenca de Cecilia Alcantara

Traje, flores, complementos… todo está elaborado por Cecilia Alcántara. Ya sabéis que ella no deja nunca un detalle sin perfilar. Hasta el peinado te lo revisa si es necesario. A ella le gusta que sus flamencas salgan vestidas de su taller y revisa todos los detalles. 

Trajes de flamenca de Cecilia Alcantara

Trajes de flamenca de Cecilia Alcantara 2

Noche clarinera entre amigos, a los sones de ‘Caridad del Guadalquivir’ interpretada por los tamborileros delante de la Virgen en una noche de agosto que envolvimos en batas de lino, nada pesadas, colores que dibujan una sonrisa, peinecillos dorados para enmarcar ese moño bajo, encajes que salpican unos volantes y garruchas que abrazan la sencillez. No hace falta mucho más para descubrirse ante el nerviosismo de quien mira a lo lejos, de quien no dice nada, de quien te ve venir

Romeria de Clarines

Flamenquis contadme… ¿qué os parecen estas dos batas de flamenca de Cecilia? ¿Os gustan? ¿Y su estilo? ¿Preferís los trajes de flamenca voluminosos para las romerías o apostaríais por batas elegantonas y sencillas como éstas? 

Besitos por bulerías!!

Sucedió en Triana… o en Sevilla.

Flamenquis!!

Sigo aquí, viviendo entre volantes, soñando con una sevillana lenta, muy lenta que se canta una noche en la aldea del Rocío. Que así, sin pensarlo ni quererlo, de repente me cantan eso de:

En la Velá de Santa Ana

Fue cuando la conocí…

Que Triana es mucha Triana, que el verde Esperanza va marcando el compás de cada paso que doy (y que das), que el ‘Simpecao’ de Sevilla o el Salvador, ‘como quieran llamarla’, tenía que contarme algo más este año, mi vuelta parecía no ser casual. Y aquí estoy de nuevo. Y enredo a mi Madrina Rociera, Cecilia Alcántara, para que en pocos días prepare unas batas porque nos vamos de romería el próximo fin de semana. 

Nosotras, que ya estábamos con la mente puesta en el próximo Rocío, aprovechando las rebajas en las casas de tejidos, adquiriendo telas para las batas que se llenarán de polvo. Nosotras, que somos de patios de vecinos y paredes ‘encalás’, de mantoncillos cruzados y fleco corto o sin ellos, de flores y flores como las del palio que lleva nuestra Capitana Marinera de Triana a Sevilla en la noche de la Madrugada más bella en nuestra Mariana Ciudad. Nosotras que aquella noche estábamos juntas porque a veces dejamos nuestros papeles profesionales a un lado para dar un abrazo o escuchar a una amiga, nosotras que nos convertimos tan sólo en Ceci y Clau, cómplices de una vida. Nosotras que no esperábamos nada y lo encontramos todo o, como suele decirse, ‘Sevilla llamó a las Puertas de Triana‘. O Triana a las de Sevilla.

telas de flamenca

 

Si yo ya decía que el verde Esperanza guiaba este año mis pasos. Y que la Virgen del Rocío estaba llamando a mi puerta. Ahora el olor a nardos de Valme llamará a la suya. Si me regalaron la sonrisa más bella a la llamada de aquella a la que tanto sabéis que quiero, mi Rosita. “Qué feliz se puede hacer a alguien con tan sólo un pequeño gesto“. Al fin del mundo te llevaría cada día sólo por lo que estás logrando.

patron de flamenca

Taller de Cecilia Alcantara

Una noche en el Rocío, sólo una noche bastó, para que sonase esa sevillana, bajito, muy bajito y al oído con cuatro testigos que acompañaban a compás, una guitarra y poco más. Como dice la sevillana ‘cuando la noche caía, la luna ya se ponía y empezaba a clarear’ la pugna amable entre Sevilla y Triana, el juego de sevillanas de una y otra hermandad que  ‘sin pinturas ni colores’ se descubre una frente a la otra.

Trajes de flamenca. Taller de Cecilia Alcantara

Y ya está casi todo preparado. Retales de flores que puntada a puntada se han preparado para la Romería de Clarines y que os enseñaré la semana que viene. Batas nuevas que se confeccionan mirando a ese patio de vecinos de Triana a esas estampas viejas desgastadas por el paso del tiempo. A ese quejío que suena por un callejón. No hay rosas, hay ramilletes. No hay volantes sino garruchas. Y enaguas de lunares. Porque ‘Sevilla es Triana y el Guadalquivir’.

ramillete de flores de flamenca

   Cecilia Alcantara y Claudia Alfaro Entre cirios y volantes

Y así, por primera vez, la voz se romperá. Triana golpea fuerte, mira a los ojos cuando se pasa bailando una sevillana y las flamencas son de otra hechura, ni mejor ni peor, distintas. La mano tiembla a la cintura y la sonrisa nerviosa maquilla el rostro. Ni Caracolillo podría dejar pasar ese momento. Y la pequeña se hace grande. Y el barrio cruza mil veces el puente y hasta llegaría al arco si hiciese falta sólo por entender ese otro verde Esperanza. Porque ‘de una caída del balcón de tus ojos levantarme no puedo‘ y, ‘si me he levantado es señal de que tus ojos me habían mirado‘.

Contadme flamenquis… ¿Estáis preparando algún traje de flamenca o bata para los próximos días? ¿Habéis ido a alguna feria o romería? 

Besitos por bulerías!!

#CumpleBlog: 5 años de ‘Entre cirios y volantes’.

A tu vera
Siempre a la verita tuya
Siempre a la verita tuya
Hasta que de amor me muera.

Flamenquis…

Cinco años a vuestro lado. Hoy es el #CumpleBlog de Entre cirios y volantes. Mío y vuestro porque sin mis flamenquis ésto no sería posible. 

Como veis cada #CumpleBlog trae cambios y quizás éste sea el mayor que he hecho. Pero es que también he cambiado yo. Nos hacemos mayores y el tiempo pasa. Y siempre entre volantes.

No voy a volver la vista atrás como hice el día de mi cumpleaños pero sí quiero mostraros esas otras fotos que hacemos entre amigos y compañeros, ese ‘making of’ de la vida de este blog, esas fotos entre bambalinas, de backstage, de esos momentos en los que, muchas veces agotados, somos cazados por una cámara amiga. O cuando estamos trabajando. Esas imágenes, recuerdos, de quién, por algún momento, ha formado parte de este blog. Porque hemos tenido tiempo de todo.

No han faltado nuestros Especiales de moda flamenca, hemos sabido volver con ellos. Y hemos cargado con mil bolsas con trajes de flamenca y batas de cola por el centro de Sevilla. Hemos acampado en el Corral los Gallos o en plena calle Asunción. Por no decir que hemos rebuscado entre los rincones de una oficina derruida. Nos hemos reído. El día se ha nublado y hasta ha llovido. Pero con las pequeñas gotas de agua marcadas en los trajes de flamenca hemos seguido haciendo fotos. Incluso alguna persona sirvió de inspiración para esas editoriales. Por poco tiempo que formase parte de esta locura.

Catálogo Candela Reina Complementos

 

Especiales de Moda Flamenca

entre cirios y volantes 5 años (1)  

Ha sido un año en el que las pasarelas de moda y moda flamenca fueron diferentes. Desde compañía a miradas. Pero siempre disfrutando. Y no sólo de los desfiles sino también de mis compañeros de fatigas, con una sonrisa en la cara y trabajando mucho más de lo que se piensa. 

Pasarelas Moda Flamenca 2014

Entre cirios y volantes no ha sido indiferente para muchos. Opiniones hay para todos los gustos y han llovido críticas pero ésta Flamenqui que os habla hace las cosas como mejor sabe y siempre desde el respeto. Trabaja a horas que nadie imagina y tiene muchas otras horas dedicadas al blog. Y tantos nervios y trabajo pasa de vez en cuando factura. Pero ¡¡es que me lo paso de lujo con vosotras!!. Es entrar al blog, Facebook, Twitter o Instagram, leeros y disfrutar con las cosillas que me contáis y ya no duele ni pesa nada. 

 

Claudia Alfaro en TVE1

Revista Surrealista 2014

Revista Surrealista 2014

Escuela Sevilla de Moda Masterclass Entre cirios y volantes

Recuerdo fotos que no tengo como con quien durante We Love Flamenco y Simof quiso ayudarme y formó parte del equipo de Azaranda por unos días y a quien tengo que agradecerle tal ayuda porque sin él hubiese sido imposible que yo pudiese con todo en aquellos momentos. Gracias Alberto.

Y, por supuesto, no me olvido que tal día como hoy, es también el cumpleaños de “la otra mitad de Entre cirios y volantes” a quien quiero felicitar desde aquí y a quien siempre le agradeceré que aquel día y a aquella hora me sentase frente al ordenador y, en cierto modo, me regalase este trocito de mi vida y a todas mis Flamenquis.

Gracias, un año más, a todas las personas que os habéis pasado por aquí, que habéis dejado un comentario o que leéis en la sombra, a todos los que formáis parte de este blog y, así, de mi vida.

Si os apetece, sigamos caminando juntos por este mundo de volantes y lunares porque aún falta mucho por descubrir y ganas no me faltan de compartirlo con mis Flamenquis. Hoy no es mi cumpleaños, es el vuestro.

 

 

entre cirios y volantes 5 años

 Besitos por bulerías, alegrías y soleares!!

Un ‘¡Viva la Feria!’ por malagueñas.

Flamenquis…

Moda flamenca no sólo hay en Sevilla. ¡Qué os voy a contar yo que vosotras no sepáis ya!. Hace unos días me paseé por tierras malagueñas durante la Semana de la Moda celebrada en el Entorno Thyssen para disfrutar del desfile de ¡Viva la Feria! con trajes de flamenca, entre otros, de la firma Guadalupe Moda Flamenca.

Viva la Feria trajes de flamenca (6)

Me sentí como en casa. No sólo por la afinidad que tengo con Fede regente de Guadalupe Moda Flamenca desde hace unos tres o cuatro años sino porque tuve el gusto de ponerle cara a Moisés a quien encontraréis en su tienda de ¡Viva la Feria! a todas horas, una Triana malagueña, un rociero de la Caleta.

Desde que llegué no paré. Tuve tiempo de conocer el taller de Guadalupe Moda Flamenca desde donde salen casi 4.000 trajes de flamencas al año y ¿sabéis que fue lo que me sorprendió? Yo me esperaba un taller lleno de maquinaria donde la producción fuese en cadena y me encontré un taller donde la propia Guadalupe, metro en mano, saca uno a uno todos los patrones de todos los trajes. ¿4.000 trajes? Pues sí, ella me estuvo contando que todos los patrones tienen que pasar por sus manos.

Viva la Feria trajes de flamenca (14)

Viva la Feria trajes de flamenca

Más tarde visité la tienda de ¡Viva la Feria!. A Moisés le corre por las venas sangre trianera, el Barrio de la Calzada y un poco de San Bernardo así que muere por los volantes, como su madre y su padre quien fue el fundador de la firma. Si de algo hablamos en estos días fue de la diferencia de un traje a otro. Los trajes del centro de Málaga poco tienen que ver con los de Sevilla.

Viva la Feria trajes de flamenca (2)

En el desfile pudimos disfrutar no sólo de los trajes de flamenca que encontraréis disponibles en la tienda sino también de una selección de novias aflamencadas de Guadalupe Moda Flamenca.

Viva la feria

Viva la feria 2

Como veis, al día siguiente, acabé vestida de flamenca. Fue llegar a la tienda y me hice un moño bajo rápidamente, me maquillé un poco y Moisés llamó a su fotógrafo de cabecera Durante. Las palabras de Fede fueron “por fin te veo vestida con uno de mis trajes de flamenca“. Tantos años después de conocernos, ya tocaba.

Viva la Feria trajes de flamenca (13)

Un poquito del centro de Málaga y un poquito de Sevilla. Aprovechamos esa mezcla y si en los trajes de flamenca teníamos tierras malagueñas con los colores vivos, estampados atrevidos, aplicaciones de organza, mangas francesas o tirantas alejándose de la manga larga o el uso de organdiles en sus volantes. Sólo tuvieron que darme los complementos de Candela Reina y me puse a “trastear” en las flores que tenían allí para ir combinando estilismos más propios de Sevilla con los trajes de flamenca.

Viva la Feria trajes de flamenca (12)

Nos paseamos por colores todos los colores, buscamos trajes de flamenca alegres y divertidos para una feria como la de Málaga que se celebra en plena quincena de agosto. Como podéis ver no usamos ni un solo mantoncillo, todo lo más, flecos. Cortes sencillos con escotes en V, cuerpos entallados marcando la figura de la mujer de flamenca y volantes que se reparten por la falda jugando en ocasiones con lisos, estampados y lunares.

Viva la Feria trajes de flamenca (8)

Viva la Feria trajes de flamenca (7)

No sé si lo conseguimos o no, pero en la muestra que os enseñamos procuramos buscar trajes de flamenca de diversos estilos, de modo que muchas os sintáis identificadas. Como es normal, de ¡Viva la Feria! salís completamente vestidas para disfrutar de la feria. Además, os aseguro que tanto Moisés como su madre no os dejarán salir de allí sin todo lo necesario para lucir guapas.

Viva la Feria trajes de flamenca (3)

Viva la Feria trajes de flamenca (5)

Hubo algo que no pude evitar y fue terminar con un traje de novia con sabor aflamencado pero a la vez moderno con el escote asimétrico y esa gran rosa al hombro. Me resultó curioso cuando, camino del Museo Thyssen, las mujeres me paraban pensando que ¡realmente me casaba!. Anécdotas aparte, sois muchas las mujeres que preguntáis por este estilo de traje de novia y aquí tenéis una opción como pueden ser los vestidos de Guadalupe que encontraréis en ¡Viva la Feria!. Ah! Y fue ver el mantón de Foronda y que los ojos se me fuesen tras de él.

Viva la Feria trajes de flamenca (9)

Viva la Feria trajes de flamenca (10)

Viva la Feria trajes de flamenca (11)

En fin flamenquis, como podéis ver, fueron unos días de no parar por Málaga descubriendo otras formas de entender la feria, de trabajar, disfrutando del centro de la ciudad y conociendo a personas que interpretan el traje de flamenca de otra forma. Ya me tocaba volver a pisar Málaga y lo hice acompañada de buenos profesionales y unas personas encantadoras.

Gracias a Moisés y Federico por confiar en mí.

Besitos hoy por malagueñas!!

—————————

Tienda: ¡Viva la Feria! C/ Cisneros, 4. 29005 – Málaga

www.vivalaferia.es

Trajes de flamenca: Guadalupe Moda Flamenca

Complementos: Candela Reina

Fotografía: M. A. Durante

Canasteros de ‘altos vuelos’.

Flamenquis…

A la pregunta del millón “¿Cuántos metros de tela necesito para hacerme un traje de flamenca canastero?” Os voy a responder una cosa: con 8 metros de tela, hacéis las enaguas.

Cristina Garcia Simof 2014

Veréis, seréis muchas las que ahora me escribiréis diciéndome eso de “pues yo me lo hice con 9 metros” ” los metros que dices es una barbaridad” o “es que según los cálculos para el último volante necesito 10 metros“… Que sí, que yo también me hice un traje de flamenca con 8 metros de nada, eso sí, para el Rocío en modo traje ligerito, sin vuelo y sin enaguas.

Yo no tengo la respuesta a cuántos metros vais a necesitar para haceros un traje de flamenca canastero ¿por qué? porque depende de, entre otras cosas, de las divisiones que vayáis hacerle a la falda, la cantidad de vuelo que vayáis a meterle al primer volante (que ya os va a ir marcando el resto) o vuestra talla.

Sólo os puedo decir que, mis enaguas canasteras, es decir, sólo lo que es el volante con tres divisiones, se llevan 6 metros de tela. Cuerpo, volantes y mangas a parte.

Os lo he dicho muchas veces, rompamos de una vez el mito del traje canastero. ¡No se lleva menos metros de tela! Entiendo perfectamente cuando me decís eso de que no queréis un traje de flamenca como los que se ven en pasarela pero también otras chicas acostumbráis a mandarme la foto del traje que queréis haceros y cuando os doy esta misma respuesta os sorprendéis. Es ahí cuando os digo que a veces no merece la pena copiar sino que es mejor haceros con el original, al menos, preguntar el precio y haced los cálculos.

Por eso hoy, os quiero mostrar 5 trajes de flamenca canasteros vistos este 2014 que van a romper ese mito de los metros de tela.

1.- Cristina García: Lo suyo es echarle metros y metros de tela. No sólo en los canasteros, en todos, pero sin duda alguna éste es uno de esos trajes de flamenca que sorprendió en pasarela. Sí, sé que alguna me va a decir que tiene mucho volumen, que en las casetas no hay quien se mueva con él y tal, pero siempre hay hay mujeres que prefieren lucir guapas, atrevidas y diferentes sin importarles si necesitan media caseta para ellas solas. La flamenca de Cristina García es diferente a otras. El traje, combina naranjas con fucsias, rojo y aplicaciones con pedrería en un tono berenjena con unas originales aberturas en la cintura rematadas por lazos y ese punto de pasarela es algo que empieza a verse por las ferias y valorarse dentro de la moda flamenca.

Canastero de Cristina Garcia

2.- Javier García Tango.- Que no os engañe el tejido, si algo lleva este traje de flamenca canastero son metros de tela. Es un traje de flamenca lánguido, caído, con gran movimiento. Ha sido el hit de la colección de Javier. Lo tenía todo para llamar la atención de las mujeres. Era delicado, ligero, tenía vuelo, las mangas húngaras tan de moda y canastero. El drapeado del cuerpo y las mangas le deban ese toque diferente a lo que acostumbramos a ver en feria y el traje está en ese punto medio entre el arriesgado y el canastero clásico de volantes al hilo. Fue una apuesta que sin duda alguna al diseñador le salió muy bien.

Javier Garcia Tango Simof 2014

3.- Manuela Macías: No sé si será la diseñadora que más canasteros ha vendido este año pero por la que más me habéis preguntado seguro que sí. Sus trajes de flamenca no sólo se caracterizan por el colorido y la combinación de telas sino por ser una flamenca clásica de lunares, encajes y garruchitas. Cualquier mujer puede lucir bonita con uno de sus diseños y entre tanto diseño diferente también gusta ver un clásico. Eso sí, como venimos hablando, ni 8 ni 12 metros de tela.

canastero de Manuela Macias 2014-2

 4.- Pedro Béjar.- Un novel que puede que nos sorprenda en los próximos años. Acaba de empezar, es joven, pero sus propuestas en Pasarela Wappíssima no pasaron inadvertidas. Jugó con trajes de flamenca canasteros que eran clavelitos, con un movimiento espectacular seña de identidad de Pedro, la dulzura del blanco y del rosa en las faldas mientras jugaba con los blusones para hacer un poco de pasarela y algo diferente. Veremos por donde acaba todo esto pues aún es muy joven pero, como os digo, sus primeras puntadas no están mal encaminadas, nada mal.

Pedro Bejar en Pasarela Wappissima 2014

5.- Ana Morón.- Podríamos escoger muchos de sus vestidos pues si con algo juega Ana Morón es con los canasteros. Mezcla y remezcla canasteros con volantes en cascada, godeles infinitos que se entremeten por las faldas de sus trajes de flamenca y todo por dar movimiento y juego a sus trajes. Hoy elijo este traje porque me tiene enamorada y porque creo que es de esos trajes de flamenca a los que se les tiene “miedo” por el color o porque aparenta pesar mucho y yo, que me lo puse para la editorial que hicimos con ella, os aseguro que no es así. El trabajo en costura y los detalles de la espalda con ese volante canastero con subida para envolver a la flamenca en un mar de volantes es sencillamente espectacular.

Traje de flamenca de Ana Moron Simof 2014

En fin flamenquis contadme… ¿Os atrevéis con alguno de estos trajes de flamenca canasteros? ¿Veis las diferencias con esos trajes de flamenca pobres de tela? ¿Entendéis que el movimiento que buscáis en los trajes se consigue a base de metros de tela? ¿Veis que se puede ir diferente al resto de mujeres con un vestido canastero? Incluso con el más clásico de todos pero siempre puede haber algo diferente.

Besitos por bulerías!!

Pitusa Gasul y Trinitrán en We Love Flamenco 2014

Flamenquis…

Volvemos la vista atrás para recordar la colección de Pitusa Gasul y complementos de Trinitrán presentada en We Love Flamenco 2014 aprovechando las noticias que la pasada semana llegaron de que la próxima edición de la pasarela se celebrará del 14 al 18 de enero de 2015. Sí, cinco días repletos de moda flamenca y donde espero que no falte Pitusa Gasul.

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (2)

¿Por qué? Ver sus colecciones es pasearse por el romanticismo de las mujeres vestidas de flamenca, como decimos por aquí, de #SevillanasManeras. La consabida forma de combinar los colores, el gusto por los tonos pasteles de los que sabe sacar hasta la última gota de color para que nos favorezcan. Es el paseo por una flamenca dulce, mimosa si queréis, que entremezcla lisos con estampados y lunares.

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (9)

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (5)

El rosa empolvado susurra ‘guapa‘ a esa flamenca delicada. Los volantes combinan cintas de raso con madroños. Las mangas del traje de flamenca se pasea por distintos cortes. Largas hasta el puño, húngaras, tirantas o de grandísimos volantes que se llenan de vuelo. El talle se sube casi siempre combinado con alguna aplicación como encajes de bolillos que salen de las propias manos de Pitusa Gasul o sus característicos lazos.

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (6)

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (7)

Pitusa Gasul

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (1)

Los complementos de Trinitrán en dorado envejecido o tonos cobrizos que combinan, en algunos casos, los colores como negro o buganvilla sobre grandes aros de flamenca realzan el sabor antiguo de las colecciones de Pitusa Gasu. Broches de flamenca, peinas y peinecillos con el sello cordobés de Trinitrán. Las flores se reparten por el pelo combinando distintos tamaños y colores.

Pitusa siempre dice “si el conjunto cromático del vestido, complementos, mantoncillo y flor queda bien a primera vista da igual que el vestido lleve o no los mismos colores que los complementos“. De ella es de una de las diseñadoras de quien tomé la costumbre de combinar siempre tres colores vestida de flamenca.

Pitusa-Gasul-Trinitran-WLF-24

Los mantoncillos no podían salir de otras manos que no fueran las de Pitusa Gasul. Teñidos por ella, los encajes de guipur, enrejados de bolillos o telas desde brocadas pasando por plumetis de algodón o incluso gasas. Todo realizado de forma artesanal en su taller. Algunos de ellos podéis encontrarlos en Azaranda.

Y acabamos con su propuesta más gitana. Blanco, rojo y negro en gasas sobre faldas asimétricas donde las ondulinas y sus rosas bordadas remarcan el estilo de la diseñadora con pequeños detalles.

Pitusa-Gasul-Trinitran-WLF-08

Pitusa Gasul we love flamenco 2014 (8)

Flamenquis contadme ¿Qué os parece la propuesta clásica de la diseñadora? ¿Y la combinación de colores? ¿Y los complementos de Trinitrán en tonos cobrizos? ¿Os gustan? ¿Os atrevéis con las mangas que propone Pitusa en sus trajes?

Besitos por bulerías!!

Colores de ¿moda?. Hablando en plata… o en gris.

Flamenquis…

Y resulta que veíamos por aquí y por allá telas grises, platas, topos, perla, cenizas, trajes de flamenca en los desfiles de uno y otro diseñador, del estilo que fuese. El gris parecía ser la apuesta del año, yo era la primera que os decía que utilizaseis este color al menos en algunos detalles. De hecho, era un color que a muchas de vosotras os encantaba, hacíais comentarios favorables en redes, os gustaban las combinaciones de gris y frambuesa… no sé, parecíamos estar de acuerdo en que el gris funcionaría este año en cualquier feria.

Nuevo Montecarlo trajes de flamenca

Y sin embargo, no ha sido así. Que trajes de flamenca grises o topos se han vendido y que a determinados diseñadores puede funcionarles bien este color es algo que está claro pero ¿ha sido todo lo que se esperaba?

Manuela Macias Trajes de Flamenca

La respuesta parece ser: la moda pasa y un traje de flamenca en tonos grisáceos no es para toda la vida. ¿Pero es eso cierto?

Parece que en el decálogo de colores para un traje de flamenca “para toda la vida” (valga la redundancia) entran los rojos, verdes, rosas, beiges y negros. ¿Pero quién dijo eso? Hace un par de años o tres “matamos” al verde Andalucía y los turquesas que a principios del 2000 parecían que se quedarían con nosotras para siempre sufrieron un suicidio colectivo. Ahora usamos el aguamarina… Sí, es cierto que cada temporada hay una serie de colores que predominan sobre otros. Eso es algo innegable. Pero decir “no me compro un traje de flamenca topo porque no dura para siempre” creo que es una tontería.

Raquel Teran Trajes de flamenca

Entiendo perfectamente que un traje de flamenca cuesta un dinero curioso y que queremos amortizarlo durante varios años ¿pero qué tiene que ver el color? En ese caso, yo me fijaría más en el corte del vestido, de los volantes, el tipo de mangas o escote, tamaño del lunar o estampado que escoja (que eso sí que cambia de un año a otro) y, si estoy enamorada de estos tonos, iría a por ellos. Imaginad un traje de flamenca como éste de Pilar Vera en gris con lunar pequeño en blanco ¿pasa rápidamente de moda? ¿por qué?.

Pilar Vera Simof 2014_10

Cuántas veces se dice eso de “la moda es cíclica, todo vuelve“. ¿Recordáis cuando a finales de los noventa se llevaba el mostaza? Esos trajes de flamenca de lunares de galleta marrones que una no sabía a quién se le había ocurrido semejante combinación. Pues nada, este año, también mostaza sobre la pasarela. Eso sí, sin el lunar de galleta y combinado en otros colores. ¿Cambia el color o el estampado de la tela? ¿Cambia el color o la hechura del traje? ¿Cambia el color o los tonos con los que el que lo combinamos?.

Javier-Jimenez-6-1024x765

Me he planteado también que el problema no sea el color sino la feria. Me explico. Quizás Feria de Sevilla no sea ésa feria donde se han visto más trajes grises y sí en otras como Jerez, Córdoba, el Corpus de Granada u otras. No sé. Pero al fin y al cabo, al menos yo, estoy pendiente de fotos de clientas que publican diferentes firmas o diseñadores en sus redes sociales y veo muy pocas que se hayan atrevido con este color.

Patricia Bazarot Simof 2014 Foto Wappissima

Angeles Verano trajes de flamenca

¡Ojo! Sólo estoy reflexionando. Entendedme. Si el gris fuese un color que no he visto funcionar en cuanto a comentarios, si no me hubieseis preguntado por él, si desde el principio se hubiese visto que no gustaba, no me plantearía nada de esto. Pero me resulta curioso. Igualmente podríamos aplicar esta reflexión a otros colores.

Faly de la Feria al Rocio Simof 2014-2

Sea como fuere, lo cierto que es un color muy elegante con multitud de posibilidades en cuanto a hechuras y combinaciones de color como habéis podido observar en los distintos trajes de flamenca que os he puesto en el post, todos ellos de diferentes diseñadores para que veáis que encaja en todos los estilos.

Flamenquis contadme ¿creéis que el gris es una buena apuesta para un traje de flamenca? ¿Se llegará a convertir en el “nuevo negro” en algún momento? ¿Es cuestión de atreverse o no lo veis apropiado para una flamenca? ¿Lo combinaríais con algún color o no?

Besitos por bulerías!!

5 claves para vestir de flamenca en verano.

Flamenquis…

Con la Feria de Sevilla y el Rocío no se acaba este ir y venir de mujeres vestidas de flamencas. ¡¡Qué os voy a contar yo que no sepáis ya vosotras!! No es la primera vez que hablamos de esos trajes de flamenca más adecuados para el Corpus de Granada, feria de Málaga, Almería… basándonos en las fechas de las fiestas o en el estilo del traje de flamenca que más se usa en cada provincia porque, no nos engañemos, en Sevilla no se viste igual que en Málaga ni en Córdoba que en Granada.

Así que hoy vamos a ver 5 claves para vestir de flamenca en verano.

1.- Tejido y color: no todo es quitarle las mangas al traje de flamenca y hacerlo corto. Está claro que determinados tejidos van a darnos mucha más calor que otros. Un popelin, un mikado o un elastano que, además, vayan ajustados al cuerpo con 40 grados a la sombra pueden hacernos pasar un día de feria imposible. Sin embargo, un punto a favor sería apostar por textiles como crepes de seda, gasas, plumeti de algodón, encajes o batistas.

En cuanto a los colores, ya sabemos que el verano trae un colorido más luminoso, una paleta de color más clara y fresca que no atraiga tanto los rayos de sol. Los blancos, celestes, amarillos pastel, malvas, melocotones o verdes pueden ser tonalidades adecuadas a estas fechas que, como suele decirse coloquialmente “no dan tanta calor“.

Cañavate Flamenca 2014_5

Traje de flamenca de Ana Moron Simof 2014

2.- Corte, hechura…: ¡Qué bonito queda un traje de flamenca ceñido al cuerpo! Sí, y que calor nos da. Entallar en estas fechas un traje de flamenca hasta las rodillas que llevemos las piernas pagadísimas es, a veces, una tontería. Seamos lógicas. Presumir sí, todo lo que queráis, pero no nos compliquemos una feria con rozaduras en los muslos que tenemos que ir a pasarlo bien. Se puede ajustar el vestido hasta media pierna y después abrir las nesgas o bien elegir trajes de flamenca de nesgas abiertas.

Traje de flamenca de El Ajoli We Love Flamenco 2014

3.- Largo del vestido: Sí, está claro que un traje Marisol nos va a dar menos calor que uno largo pero no es la única opción. A veces se nos olvida que existen los trajes de flamenca tobilleros que, por lo general, al llevar las nesgas más abiertas va a hacer el mismo efecto que uno corto. ¡¡Ah!! Jamás me veréis recomendaros los trajes de flamenca minifalderos que, a veces, parece que la chica en cuestión tiene una “crisis de tela“. Para minifaldas ya está el Bershka.

Trajes de flamenca de Sara de Benitez Simof 2014

Traje de flamenca de Pol Nuñez We Love Flamenco 2014.

4.-Mangas y escotes: ¡¡Que vivan las tirantas!! Bueno, tirantas, mangas a la sisa con sus volantes al escote, flecos a modo de mangas, las mangas de farol, cortas, escotes asimétricos… ¿sigo?

Traje de flamenca de Amparo Macia Simof 2014

Traje de flamenca de Javier Garcia Tango Simof 2014

5.- Mantoncillo: Lo del mantoncillo en un traje de flamenca más veraniego es como quien se pone una rebequita con un vestidito mono a las seis de la tarde. Soy la primera amante del mantoncillo, lo sabéis, pero también soy realista. Ahora bien, si os gustan vamos a ser lógicas a la hora de elegirlos. Mejor un mantón de fleco corto que uno con los flecos larguísimos, mejor uno de tul de plumeti, batistas,seda o gasa que el de crespón antitranspirante o el de encaje de bolillos grueso.

Flamenquis contadme… ¿La feria o romería de vuestra ciudad es en verano? ¿Qué trajes de flamenca se ven por allí? ¿Qué otras claves añadiríais vosotras? 

Besitos por bulerías!!

Estampas del Rocío 2014 (y II): Hdad. Sevilla -El Salvador-

Flamenquis…

Y llegó la Hdad. Sevilla o El Savadorcomo quieran llamarla” al paso del Vado del Quema. Nervios contenidos. Volver a ver la hermandad con la que aprendí qué era eso del Rocío. De la que aún guardo la medalla que esa rociera de piel morena me regalase hace ya años. Volver a rezar frente a ese Simpecado. Y todo gracias a mi regalo de cumple de Joaquín Corchero a quien nuevamente debo las fotos de este post.

Entre cirios y volantes Rocio 2014

Y es que la Hdad. Salvador remueve mis ‘sentrañas‘. Y yo buscaba entre la gente por volver a verlos y abrazarlos. Sin duda aquí no tengo otra forma de empezar que diciendo eso de:

Una oración rociera
‘Pa’ quien me enseñó el Rocío
Ave María.

Hermandad del Rocio de Sevilla (2)

Sevilla es diferente a Triana en la forma de vestir las flamencas que hacen el camino. Batas sí pero de otra forma. Aquí no falta un mantoncillo puesto a ras de escote o una rosa grande clásica. Siempre se ha dicho que sus flamencas eran elegantes en el camino. Entre canasteros y trajes de flamenca con dos, tres y cuatro volantes andaba el juego. Los trajes eran más entallados  y nuevamente estampados y lisos los protagonistas de la jornada.

Hermandad del Rocio de Sevilla (1)

Hdad Rocio de Sevilla

Aunque sea Sevilla no deja de ser un camino del Rocío y hay que mojarse los pies para cruzar el Vado del Quema, por lo que el popelin es el tejido protagonista aunque, aquí sí, algún que otro mantoncillo de plumeti pudimos ver. El pelo se recoge en una castaña clásica y los peinecillos combinan perfectamente con los trajes de flamenca. Aros clásicos, pendientes de colores y la medalla al cuello.

Hdad Rocio de Sevilla (1)

Hdad. Rocio de Sevilla 2014

Tiene la Marisma un río
que me quita ‘to’ los males
cuando me salpica el agua
son como besos del aire,
y en las lomas yo me paro
sintiendo en los arenales
y veo cruzar el ‘Simpecao’
entonando un Dios Te salve,
¡¡ Viva Su Cara morena !!
mientras los cohetes suenan
voy viviendo esas cosillas
cuando paso el río Quema
con mi Hermandad de Sevilla.

Fue mi momento para rezar. Por quien no me lee pero que me hizo volver a sonreir por culpa de un día catorce. Sé que ahora lo necesita como el día que nos vimos por primera vez. Y hasta fue mi momento de emocionarme de otra forma. De agarrar la medalla. De quedarme callada frente al Simpecado.

Mi ‘Simpecao’
lleva a su ‘lao’
gente sencilla
para decirte Rocío
cuánto te quiere Sevilla.
 
 

Hermandad del rocio de sevilla

Hdad Rocio de Sevilla (2)

Porque con Sevilla llevé flores de la carreta al pelo. Porque entendí que el Rocío no es sólo fiesta. Porque descubrí el camino. Porque con esta hermandad llené de polvo mis botos por primera vez y hasta la vi a Ella de cerca, muy cerca y dormí en la aldea. Y viví aquella salida a caballo con la hermandad y mis recuerdos, parte de mi vida, va junto a ese Simpecado.

Entre cirios y volantes Rocio 2014-2

Besos a los sones de una sevillana lenta de esas que alguien canta bajito con la voz ronca del camino.

Estampas del Rocío 2014 (I): Hdad. de Triana

Flamenquis…

Resulta que a veces suceden esas cosas que una no espera. No me veía pisando el camino del Rocío este año y, así, de repente, suena el teléfono y cinco horas después me voy a ver a la Hdad. de Triana cruzar el Vado del Quema “a las claritas del día“. Regalazo de cumple que me hizo Joaquín Corchero a quien hoy debo las fotos de este post.

Triana no es cualquier cosa

Triana tiene que ser

Triana es maravillosa

Viva Triana y olé.

Hermandad Rocio de triana Foto Joaquin Corchero (1)

Impresiona ver en silencio a la hermandad que para muchos es fiesta y jolgorio pero que también hacen un camino lleno de sentimientos, rezos y salves. Una polvareda alrededor del Simpecado, el sol saliendo, y los peregrinos caminando entre rezos y salves. Silencio contenido.

Hermandad Rocio de triana Foto Joaquin Corchero

Street Style Rociero. Porque, lo creáis o no, hay algunas diferencias de estilo entre unas y otras hermandades. Vamos a ver imágenes de esas flamencas en un día de camino, ni salida de hermandad, ni casa en la aldea. Camino. Ese momento en el que se llega al Vado del Quema y hay que mojarse los pies, el bajo del vestido y hasta los pantalones para seguir el camino.

Triana es Triana. Los patios de vecinos, las gitanas de piel morena y claveles al pelo, esa forma diferente de sentir, ese pelo recogido con una simple coleta baja o trenzas deshechas y esa batita flojita, “cuqui“, tontorrona, el mantoncillo puesto al cuello de una forma clásica olvidándonos de ponerlo a ras de escote y, algunas mujeres con el pañuelo al cuello para abrigarse porque aún hacía fresco.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

No hay poeta que describa, Triana
Las luces y el gentío, Triana
Las luces y el gentío
Y ese barrio dando vivas, Triana
A la Virgen del Rocío

Esto es puro camino. Esencia. Aquí casi que no hay sitio para esos trajes de flamenca de gasas, crepes u organdiles. Ni miles de encajes de bolillos, ni pasacintas, ni mangas largas con grandísimos volantes, ni camisas llenísimas de chorreras.

Hdad Rocío Triana Foto Joaquín Corchero Arcos (2)

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Los ramilletes de flores y rosas coronan la testa de las flamencas. En Triana vemos a las mujeres con flores más pequeñas. Algunas deciden llevar la clásica rosa pero de menor tamaño. Y otras tantas se deciden por las perlas como pendiente o, al menos, un pendiente más pequeño que el que llevamos en feria. Nesgas abiertas en los trajes y un par de volantes. Garruchitas en muchos de las batas o pequeñísimos volantes plisados. Trajes de flamenca de dos piezas y a caminar, que es lo que toca.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

 

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Hay flamencas con mucho “rollo“. Si yo me pusiera determinados looks no me sentiría cómoda, sin embargo, ser flamenca es actitud y defender el traje que se lleva puesto. A algunas mujeres las ves con esos looks y, de verdad, imprimen un sello distinto al camino. Y más si estás en Triana.

Hdad Rocío Triana Foto Joaquín Corchero Arcos (1)

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

No puedo evitar dejar de publicar esta foto de una pequeñísima rociera. No estaba en el Vado del Quema pero sí en la salida de la hermandad y como mi querido Corchero me retransmitió a través de sus fotos la salida, la tenía por ahí guardada. Hasta las más peques pueden lucir batas rocieras acorde a su edad y al momento que están viviendo alejándonos del típico traje de flamenca corto.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

image

Si nos fijábamos en los tejidos había mucho popelín, liso o estampado. ¿Para qué más? Pocas optaban por el lunar y, sin embargo, bastantes trajes confeccionados a base de telas de cuadritos de vichy.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Ver, se ve de todo. Hubo flamencas que prefirieron cruzar el Quema con canasteros que iban arrastrando y llevándose todos los matojos del camino, canasteros de esos imposibles para el momento. Otras optaron por organdiles y trajes complicadísimos pero la inmensa mayoría lucían con sumo gusto sus batas o looks compuestos por faldas largas y camisas que para eso era hora de “arremangarse” el vestido y cruzar con el Simpecado camino de la aldea del Rocío.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Volver a ir al Rocío, comenzar la jornada con la Hermandad de Triana, descubrir su “silencio“, su amanecer, su camino, es algo que me toca agradecer a Joaquín Corchero. Él iba trabajando (¡¡bendito trabajo!!) y yo disfrutando. Me ha enseñado su hermandad de esa otra forma y me ha contado historietas de esas que te ponen los vellos de punta porque “la chiquitita” tira mucho y encoje el corazón de quien la ha vivido desde chiquitito.

Flamenquis, contadme… ¿qué os parece más adecuado para cruzar el Vado del Quema? ¿ Pensáis que la flamenca de Triana viste con un sabor distinto a otras hermandades?

Besitos a los sones de una lenta sevillana rociera!!